Actuando a petición de parte, la delegación local de la Profepa se dio a la tarea de clausurar temporalmente algunos trabajos que realiza la Ciudad de San Pedro en la zona del Arroyo El Capitán, esto para analizar los estudios correspondientes del área. 

Tras una serie de quejas de vecinos, habitantes de esta localidad, ecologistas y hasta de diputados locales,  las autoridades del medio ambiente federal actuaron y este inicio de semana clausuraron algunas tareas que se realizaban en la zona. 

Tan es así que el personal federal no solo colocó sellos que impiden los trabajos y las diversas tareas que se realizan en dicho Arroyo, ubicado en la Colonia Fuentes del Valle, sino que detectaron habría maquinaria pesada en una zona no permitida.         

Bajo esta óptica jurídica la Federación vía la Profepa demandó a la Ciudad de San Pedro establecer los permisos de operación, además de impacto hídrico en la zona y esclarecer a ciencia cierta qué es lo que se está realizando.