La llegada de López Obrador a la Presidencia de la República ha hecho que sociedades secretas de la ultraderecha se reactiven.

Pese a que estos grupos no cuentan con el respaldo popular, si son organizaciones peligrosas pues pueden realizar atentados o actos violentos de provocación.

Dos especialistas en el estudio de la derecha mexicana y sus sociedades, Fernando Manuel González y Édgar González Ruiz coinciden en que estos grupos no se desarticularon.

Y es que, debido a que en México ha llegado al poder la socialdemocracia, para estos grupos representa “la instauración del comunismo”.

Consideran que la llegada de AMLO a la Presidencia sólo se puede explicar por un “complot internacional judeo-masónico comunista”.

Para los investigadores no sólo se trató del conocido grupo El Yunque o los Tecos, que tienen un siglo de existencia. Pues existen otras organizaciones desconocidas que podrían generar actos violentos.

Para Fernando González, el gran respaldo que tiene López Obrador podría hacer que estos grupos pasen a la acción y puedan incluso realizar algún atentado.

“Como no pueden generar ni organizar una masa inconforme ni, mucho menos, una rebelión, pueden realizar un atentado o provocar hechos violentos”, señala el especialista.

Aunque estos grupos no pueden organizar grandes manifestaciones, su fanatismo pueden llevarlos a cometer actos violentos.

Algunos integrantes de estos grupos se encuentran en el Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA) o incluso en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Así como en el Partido Acción Nacional (PAN), instituciones públicas y privadas, y en el mismo gobierno federal.

No hay que olvidar que hace unas semanas el líder de FRENAAA, Gilberto Lozano señaló que tenía un grupo de élite para acabar con la vida del presidente.

Para uno de los voceros de FRENAAA, Gerardo Villareal, en ese movimiento hay cabida para todos los grupos, incluidos los neonazis.

Este grupo no tiene una agenda clara, su principal y quizás única consigna, es buscar la salida de López Obrador de la presidencia.

Algunos apuestan por ganar las elecciones intermedias del próximo año, pero hay otros que buscan propiciar un golpe de Estado.

Para Fernando González, la salida de AMLO de la presidencia por parte de estos grupos puede ser algo grave, ya que él llegó a través de elecciones democráticas.