Autoridades del Reino Unido advirtieron este 9 de diciembre que las personas con historial de reacciones alérgicas severas no deberían recibir, de momento, la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech.

La advertencia llega luego de que dos trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) presentaran reacciones alérgicas y necesitaran tratamiento tras recibir la vacuna contra el coronavirus, en el primer día de vacunaciones masivas en el Reino Unido.

Stephen Powis, director médico del NHS, aseguró que las dos personas ya contaban con historial de alergias y en este momento se reportan estables y recuperándose correctamente.

Reino Unido recomienda no aplicar vacuna contra coronavirus a personas con alergias

Luego del incidente, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) aconsejó a la población “con un historial significativo de reacciones alérgicas” no recibir la vacuna contra el coronavirusde Pfizer y BioNTech, como medida de precaución.

Con reacciones “significativas”, detalló el organismo, se refieren a aquellas provocadas por medicamentos, alimentos u otras vacunas.

Todos los hospitales del Reino Unido han sido advertidos sobre esta disposición y ahora se preguntará a la población su historial alérgico previo a la aplicación de la vacuna; además, se pidió a estos centros contar con instalaciones adecuadas para atender posibles reaccionesanafilácticas.

Reino Unido se convirtió este martes en el primero en iniciar campañas masivas de vacunación con el fármaco de Pfizer y BioNTech, el cual cuenta con una eficacia de 95 por ciento, según los resultados de estudios clínicos de fase III.

La vacuna contra el coronavirus, que requiere de dos aplicaciones con 21 días de diferencia, fue administrada a personal de la salud, personas mayores de 80 años y sus cuidadores, en lo que la prensa llamó el ‘Día V’.

Hasta ahora, el país ha recibido 800 mil dosis en un primer lote, y se espera la llegada de un total de 40 millones de dosis, suficientes para vacunar a 20 de los 67 millones de habitantes. El resto de la población recibirá vacunas de otros fabricantes.