El arzobispo de MonterreyRogelio Cabrera López, bendijo la imagen de la Virgen de Guadalupe que hace días fue reinstalada en la rivera norte del Río Santa Catarina.

“Aquí en este lugar la Virgen María ha mostrado siempre su interés por nosotros, de modo extraordinario, y porque no decirlo, de modo milagroso”, expresó Cabrera López.

Asimismo, agradeció todo apoyo y el trabajo de los que colaboraon en la restauración de la obra, asegurando que es un bien para todo el pueblo que tiene fe.

“Muy contento de que gracias al interés al amor, y desde luego al trabajo de muchos, en forma concreta, ha sido posible poner nuevamente esta imagen, testimonio del paso aquí de un santo, de San Juan Pablo II”, aseveró.

De modo representativo, estuvieron presentes miembros de la familia Vargas, propietarios de Aceros del Toro, así como algunos empleados encargados de la restauración, además de representes del municipio de Monterrey.

“Todos lo hemos visto como signo de amor, signo de esperanza y, por lo tanto, un milagro para la fe, pero la Virgen María nunca va sola , siempre lleva a Jesucristo que es el motivo y la razón principal de nuestra fe”, indicó Cabrera López.

 “Que el Señor siempre los bendiga y los obispos auxiliares, los sacerdotes de esta Iglesia de Monterrey nos unimos al júbilo pero también al agradecimiento”, finalizó.