El pozo en el que ha caído Cruz Azul no tiene fondo. Ahora no fue cruzazuleada, ahora fue humillación que arrastra a todo el futbol mexicano, ya que la mediocre actuación de la Máquina provocó que fuera el único club de la Liga MX que cayera ante uno de la MLS.

El LAFC gana 2-1, y se enfrentará en el juego por el pase a la final contra el América, contra el equipo que añora tenerlo en sus filas. No fue casualidad el triunfo del equipo californiano, fueron mejores de inicio a fin, provocando que el debut de Armando González, compadre de Jaime Ordiales, también fuera su despedida. ¿Habrá otro mensaje “matón” de la directiva cementera? Porque Cruz Azul se ha convertido en el eterno hazmerreír de toda la Liga MX.

El cuadro cementero hizo todo para que en la primera parte, se fuera abajo en el marcador, la buena noticia es que logró por los menos salir con el empate.

No tuvo la pelota, y eso provocó que Carlos Vela comenzara a jugar poniendo pelotas de gol a sus compañeros, que las desperdiciaron con disparos al poste y también gracias a la buena labor de Sebastián Jurado.

Vino una buena, Orbelín robó una pelota en la salida, al entrar al área le cometieron un claro penalti que Yoshimar Yotún hizo gol a lo “Panenka” (14′).

A partir de entonces, Cruz Azul recuperó confianza, pero algo sucedió, porque una y otra vez los Celestes perdían la pelota en la salida. “El Bombardero” se dejó caer y se marcó el penalti que él mismo firmó (37′).

La Máquina no existió en la segunda parte. Vela se volvió “pasador”, puso tres servicios que fueron bien tapados por Jurado, pero apareció el africano Kwadwo Opocu para poner el marcador final 2-1 a los 71 corridos.

Cruz Azul es el hazmerreír de la Liga MX.

DE OTRO NIVEL

Además de provocar y anotar el penalti, Carlos Vela volvió a ser el motor del conjunto angelino, que jugará la semifinal vs el América.