Con la capacidad para administrar las vacunas en cerca de 4 mil puntos en todo su territorio, más de 600 mil personas en Estados Unidos ya han sido vacunadas contra el Covid-19, de acuerdo con información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, informó que 3 mil 700 centros de salud recibirán entre ayer y hoy martes 22 de diciembre cerca de 3.5 millones de dosis de la vacuna de Moderna, que obtuvo su autorización de emergencia el viernes pasado.

Además de que 636 puntos de todo Estados Unidos recibieron la semana pasada la dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer, la primera en ser aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en sus siglas en inglés).

Conservación de las vacunas en Estados Unidos

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos informaron que hay una diferencia sustancial en el número de puntos de distribución de la vacuna de Moderna con respecto a la de Pfizer debido a los requisitos de conservación de ambas.

Mientras que la vacuna de Moderna se transporta en unas pequeñas cajas refrigeradas que deben mantener una temperatura de -20 grados centígrados; la vacuna de Pfizer necesita unos contenedores de mayor tamaño, aunado a que debe ir rodeada de hielo seco para mantenerse en el rango de entre -60 y -80 grados.

Con el fin de evitar cualquier acto delictivo, todas las dosis de vacunasson transportadas con vigilancia de un fuerte dispositivo de seguridad, integrado entre otros por el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos y deben ser almacenadas en refrigeradores cerrados con llave.

Azar reconoció que Estados Unidos tiene por el momento la disponibilidad de dos vacunas contra el Covid-19 que ya han sido aprobadas para uso de emergencia por la FDA.

A pesar de que ya se estén aplicando estas dos vacunas, el jefe de la Operación Warp Speed, Moncef Slaoui, hizo hincapié a la población de seguir cuidándose durante las fiestas navideñas y de fin de año, pues la mayoría de la población aún tardará en recibir la vacuna.

La Operación Warp Speed (Velocidad máxima) fue realizada por la administración del presidente saliente Donald Trump, en colaboración con el Pentágono, para facilitar y acelerar el desarrollo, la fabricación y la distribución de las vacunas contra la covid-19.