Luego de que Salud Pública de Reino Unido detectó que una nueva cepade coronavirus Covid-19, expertos en genética alertaron sobre que las vacunas contra el virus no funcionen tan bien y reduzcan su eficacia.

De acuerdo con CNN, Michael Worobey, biólogo de la Universidad de Arizona, explicó que tras observar más de 100 mil cepas diferentes durante la pandemia, la nueva cepa del Reino Unido tiene algo diferente y las vacunas podrían no funcionar.

Asimismo, Trevor Bedford del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson- Bedford, dijo que no cree que las vacunas contra el coronavirus ya creadas sean inútiles contra la nueva cepa del Reino Unido, pero que sí podría reducir su eficacia del 95% al 80-85%.

Poca probabilidad a la inmunidad de las vacunas

Pese a lo anterior, funcionarios de salud han dicho que no hay razón para pensar que las vacunas no funcionará contra la nueva variante. El subsecretario de Salud de Estados Unidos, el almirante Brett Giroir, aseguró que no hay evidencia que sugiera que la nueva cepa eludirá las vacunas.

Por su parte, Pfizer y Moderna están probando sus vacunas contra Covid-19 para ver si funciona contra la nueva variante; y según Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech, es poco probable que la nueva variante cause un problema, pero si lo hace, la vacuna se puede actualizar.

Ensayos médicos de las dos farmacéuticas indican que sus vacunas son aproximadamente un 95% efectivas contra el nuevo coronavirus, pero dichas pruebas se realizaron antes de que la variante del Reino Unido comenzará su crecimiento.

¿Cómo es la nueva cepa de coronavirus?

Según los reportes de las autoridades de Reino Unido, esta nueva cepa de Covid-19 tiene un número inusualmente grande de mutaciones con 14 cambios y 3 deleciones en su código genético que afectan los componentes básicos de sus proteínas.

Se sabe que la variante no es más mortal, pero sí 70% más contagiosa. En Italia, Gibraltar, Dinamarca y Australia ya se tiene registro de esta nueva variación; y en Reino Unido iniciaron con medidas más restrictivas desde el 20 de diciembre para tratar de contener la nueva cepa.

El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, señaló que en este contexto será “difícil” contener la pandemia en el Reino Unido. Una posible solución será que inicie la campaña masiva de vacunación contra el nuevo coronavirus.