Charros de Jalisco no encuentra la fórmula para regresar a la senda de la victoria. Ni el pitcheo ni la ofensiva hicieron su tarea y sufrieron su quinta derrota consecutiva tras caer 7-2 en el segundo juego de la serie contra Sultanes de Monterrey.

Además de haber sumado su quinto descalabro seguido contra la novena regiomontana, los jaliscienses también perdieron su cuarta serie consecutiva, y sólo han ganado dos de sus últimos 11 partidos en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

A pesar de que Luis Mendoza había lanzado dos rollos perfectos en su apertura con los Charros, en las siguientes dos entradas y dos tercios que estuvo en la lomita permitió nueve imparables que trajeron cinco carreras con las que Sultanes se encaminó a otra victoria en el Estadio de Beisbol Monterrey.

Asimismo, los relevistas de Jalisco, Iván Salas y Jesús Cruz, permitieron una rayita cada uno en la séptima entrada y la novena tapatía ya no pudo reaccionar ante la desventaja de cinco carreras contra Monterrey.

Por otra parte, los bateadores de la novena tapatía tampoco hicieron su tarea y fueron dominados por el pitcheo rival, donde el lanzador Francisco Moreno se llevó la victoria al no permitir hits ni carreras en las dos entradas que lanzó.

Las únicas anotaciones de Charros llegaron gracias al cuadrangular solitario de Japhet Amador en el segundo capítulo y la rayita de Manny Rodríguez en la séptima entrada.

Con esta derrota, Charros ahora se pone con marca negativa de 12-14 en la Segunda Vuelta de la LMP y podría caer hasta el antepenúltimo lugar del standing, mientras que Sultanes viene a la alza y suma ya siete triunfos consecutivos.

Esta temporada Sultanes ha tomado revancha contra el equipo de Charros. El año pasado los jaliscienses le ganaron los seis duelos del torneo regular a Monterrey, y en esta campaña la novena regiomontana tiene marca de ocho ganados y sólo un perdido contra los tapatíos.