Ante la saturación hospitalaria por pacientes Covid, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón advirtió ayer que no hay más camas disponibles y de continuar la tendencia a la alza tendrán que habilitar “catres“.

En entrevista, el mandatario estatal reiteró el llamado a la población a evitar festejos de fin de año, pues no hay nada que celebrar.

Aunque en el trascurso de la pandemia se reconvirtió a los diferentes nosocomios en hospitales Covid, al momento resultan insuficientes.

La Secretaría de Salud en el Estado reportó 1 mil 527 pacientes hospitalizados, cifra récord desde la llegada del virus a la entidad, mientras que este martes sumaron 350 intubados, poco más alto.

“Si no se quedan en casa vamos a tener que poner catres en los hospitales, y vamos a tener que buscar espacios más para la gente”, subrayó.

“No hay doctores para atenderlos, eh, ya no tenemos doctores para atender a la gente”.

Asimismo, reprochó a los jóvenes, sus padres y dueños de establecimientos nocturnos que abren sus puertas, aun contra las disposiciones de la Secretaría de Salud que mantienen su cierre desde el pasado mes de marzo.

“¿Qué caso tiene que vayas a un antro a festejar? No es un año bueno, es un año malo, este ha sido un año malo en el que no tenemos que festejar, no hay por qué hacerlo. Tenemos que hacer que la sociedad se quede en casa”.

“Desafortunadamente los jóvenes siguen siendo los más irresponsables de una sociedad, y los padres también, porque no los guardan en casa, y los dueños de negocios que abren de manera irresponsable, que permiten que la gente llegue de manera irresponsable”.

“Hoy lo que vamos a hacer es ver si hay más funerarias, no, o más crematorios, y eso no es bueno”, añadió.

ESTÁN CASI LLENOS LOS HOSPITALES

A consecuencia de la pandemia, la Secretaria de Salud dijo que la situación hospitalaria en Nuevo León se encuentra en estado crítico.

Manuel de la O Cavazos, titular de la dependencia estatal señalo que los hospitales del estado se encuentran casi llenos.

El funcionario estatal asevero que ya están viéndose en la necesidad de atender a pacientes en sillas por la saturación de camas en los hospitales, ya que actualmente se encuentran entre el 75 y 85 por ciento.

“Los hospitales en Nuevo León, me preocupa enormemente porque no solamente es la atención de los hospitales Covid, es atender también a pacientes por otras enfermedades que adquieren los seres humanos, hoy estamos en una situación compleja, si esto sigue así, para el mes de enero tendremos una situación muy crítica”

“Observo el comportamiento de la ciudadanía, andan como si nada pasara, la avenida Gonzalitos con un tráfico inmenso, no hay clases, no hay trabajo porque hay vacaciones, y miles y miles de personas en la calle, estoy recibiendo muchas llamadas de personas solicitando una cama, están atendiendo a los pacientes en una silla, tienen que esperar, el Hospital Metropolitano está lleno es el más grande”.

“No podemos tener un policía vigilando a cada persona, no podemos cerrar todo porque creamos todo un conflicto, la responsabilidad es de cada una de las personas que anda sin tener necesidad en las calles, los escucho solicitado una cama con urgencia, una atención en cualquier institución público o privada de manera urgente, es algo complejo y serio lo que estamos padeciendo en los hospitales”, refirió

Karla López, delegada del IMSS en Nuevo León señalo que los hospitales de su dependencia están en un 80 por ciento de ocupación.

“Es preocupante ya la situación porque esto va incrementando mucho, hemos previsto aumentar más camas, actualmente tenemos mil 174 camas, podemos incrementar el número pero faltaría personal para brindar la atención”, refirió.