El gobierno de Francia endurecerá el toque de queda a partir del sábado 2 de enero de 2021 en 15 departamentos considerados las zonas más afectadas del país por la pandemia de coronavirus (Covid-19).

El anuncio lo hizo el portavoz Gabriel Attal, quien señaló que el objetivo es “limitar las interacciones sociales en el ámbito privado” dado que en ese rango es donde el coronavirus tiende a expandirse más, recupera la agencia EFE a partir de una entrevista con la cadena TF1.

El toque de queda para los 15 departamentos se reducirá de las 22 a las 18 horas y hasta las 6 de la madrugada para las regiones de Gran Este, Auvernia-Ródano-Alpes; Provenza-Alpes-Costa Azul y Borgoña-Franco Condado ubicadas en el este y sudeste de Francia.

Posponen reapertura de centros culturales en Francia

La decisión coincide con el anuncio adelantado el martes por el ministro de Sanidad, Olivier Véran, respecto a la afectación a 20 departamentos, aunque al final el toque de queda sólo se impuso a 15 de ellos, mientras el resto del país mantiene restricciones a partir de las 20 y hasta las 6 de la madrugada.

El portavoz francés dijo que la próxima semana se volverá a evaluar la medida según la situación epidémica, además de detallar que la reapertura de los centros culturales prevista para el 7 de enero no se llevará a cabo y afecta sobre todo a los teatros, cines, museos y salas culturales.

Por otro lado, la reapertura de bares, restaurantes y gimnasios se estableció para el 20 de enero, descartando de momento un tercer confinamiento nacional en medio de la preocupación que existe por el repunte de la pandemia de Covid-19 en Francia.

Francia registra 2 millones 677 mil 871 casos de coronavirus y 64 mil 760 muertes, de acuerdo con el reporte de la Universidad Johns Hopkins para este 1 de enero de 2021. En las últimas 24 horas las autoridades confirmaron 20 mil nuevos contagios.