Previo al cierre total de establecimientos y comercios durante el domingo, miles de regiomontanos abarrotaron ayer tiendas departamentales, supermercados y carnicerías.

La población aprovechó el sábado para abastecerse de los productos que necesitará el resto de la semana.

Desde primera hora del día y hasta las 20:00 horas, horario límite, se pudieron observar aglomeraciones y largas filas.

Un ejemplo de ello es un Soriana Valle Soleado, donde muchas personas esperaron su turno en las cajas.

Ello mientras que otros se hicieron espacio entre la gente para recorrer los pasillos en busca de completar su despensa. Frutas y verduras, carnes, salchichería, fueron de los de mayor afluencia.

“Dicen que van a cerrar para que no haya movilidad, pero ahora hay más movilidad que en un día normal”, refirió Karla Hernández, quien aseguró que ahora le llevó más tiempo realizar sus compras.

Aquellos que acostumbran hacer carne asada el fin de semana, se volcaron a las carnicerías. Tal es el caso de Javier Flores, vecino de Guadalupe, quien aseguró tener casi una hora en la fila.

“Estamos aquí desde hace ya un rato y la fila casi no avanza, pero pues dicen que estará cerrado mañana (domingo) así que vinimos de una vez”.

Es de destacar que los horarios de operación de lunes a sábado también serán recortados, con cierres a las 20:00 horas

No cederán a presiones 

A pesar de las presiones y enojos por el cierre de negocios y establecimientos, el secretario de Salud estatal, Manuel de la O Cavazos, señaló que las medidas van a permanecer aunque le recuerden a su madre.

El funcionario estatal aseveró que en estos momentos el estado de Nuevo León se encuentra en color rojo sangre, de muy alto riesgo.

“Sé que hay algunas molestias de algunos de ustedes porque cerramos, pero estamos aquí no para ganar muchos adeptos, estamos aquí para tomar decisiones firmes”. 

“Si la gente se enoja por eso, que se enoje… algunos ya me recuerdan a mi mamá porque cerré algún establecimiento, pero, ¿ella qué culpa tiene?, ella no tiene la culpa, seguiré actuando con firmeza”.

“Seguiré actuando firme con decisiones, el domingo estará cerrado todo, lo que queremos es reducir la movilidad que no ande tanta gente en la calle, hay algunas personas que están molestas porque no saben dónde van a surtir el saldo de sus celular, pues que lo surtan desde antes, tenemos que ser más estrictos, una disculpa si les ocasiono problemas”, indicó.  

Aseveró que es increíble que el personal de salud aparte de tener que atender a los pacientes, también tienen que ir a cerrar un antro o un bar.

Por otro lado, detalló que 13 pacientes de las 1,950 vacunas que se aplicaron contra el virus en la entidad presentaron efectos adversos después de la aplicación. 

Cinco de éstos fueron el personal de servicios de Salud, 5 del IMSS, 2 del Hospital Muguerza y 1 de la Clínica Oca.