A partir de hoy y al menos durante el resto de los domingos de enero, Nuevo León cerrará la totalidad de sus establecimientos y comercios, incluyendo tiendas de conveniencia e incluso de abarrotes.

Con excepción de farmacias, estará prohibido la apertura de cualquier cadena, negocio o tiendita de la esquina.

Ello como parte de las nuevas de restricciones para reducir al máximo la movilidad y, por ende, el número de contagios, hospitalizaciones y defunciones por Covid-19.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón advirtió que la medida prevalecerá en tanto no baje la incidencia por el virus.

Supermercados, tiendas de conveniencia, mercados rodantes, restaurantes, ferreterías, plazas comerciales, tiendas departamentales, deberán permanecer cerrados.

“Tomamos la decisión de implementar restricciones en la movilidad con el fin de bajar los contagios por Covid-19 y por ende las hospitalizaciones que en este momento, nos tienen en un estado preocupante”.

“Vamos a hacer una actividad de lunes a sábado y el domingo es tiempo que siempre vemos que la gran movilidad se da, cuando la gente está en casa, está cansada y sale normalmente los domingos a visitar a la familia, a ir a comprar, a ir al centro de la ciudad, a un parque, ahora no”.

“Son temporales estos cierres y creo que si la sociedad se comporta bien podremos en cierta medida y en corto tiempo tener la actividad normal”.

Al cierre de la última semana, la ocupación hospitalaria ascendió a un 70 por ciento, reportándose al límite, mientras que el Semáforo Epidemiológico arrojó un cuarto indicador en rojo.

Los horarios de lunes a sábado serán de 5:00 a 20:00 horas, dos horas menos que el horario habitual, manteniéndose el aforo en un 30 por ciento.

Sin embargo, casinos, salones de eventos y fiestas, cines, teatros, gimnasios, parques, entre otros giros de espectáculos y esparcimiento, tendrán que cerrar toda la semana.

La Secretaría de Salud clausurará de manera definitiva los negocios que no acaten los nuevos lineamientos.

De no mejorar las cifras, advirtió, se procedería a ampliar los cierres por todo el fin de semana, o inclusive de lunes a domingo.