Cuando se encontraban acampando en una cabaña del municipio de Santiago, una familia fue sorprendida por un oso.

Los hechos ocurrieron en las cabañas campestres ubicadas en el paraje conocido como El Manzano por la carretera que conduce a la Laguna de Sánchez.

El grupo de personas se encontraba muy contentos y campantes en una reunión mientras preparaban la comida.

En eso estaban cuando un oso apareció de entre la fauna del lugar y comenzó a acercarse en busca de alimentos.

Al ver al animal, las personas despejaron el área de las mesas para refugiarse en la cabaña ante el temor de ser atacados.

Acto que fue aprovechado por el oso pues éste se acercó a una de las mesas en donde prácticamente se sentó y comenzó a comerse la fruta, verduras y demás alimentos que había en el lugar.

Después de una hora en que el animal considerado una especie en peligro de extinción degustó de los alimentos se retiró de la zona.