El juez Javier Fraga de Santiago de Compostela, Españaobligó vacunar contra el nuevo coronavirus a una anciana, de 84 años de edad, a pesar de que una de sus hijas se oponía a la aplicación.

España comenzó a vacunar desde diciembre al personal médico en primera línea y a personas en asilos y sus cuidadoras. La mujer de la tercera edad es residente del asilo Domus Vi San Lázaro y el 8 de enero se emitió la notificación para vacunarla con la dosis de Pfizer/BioNTechel 10 de enero.

Sin embargo, la hija se opuso a la vacunación por presión de sus hermanos debido a que tenían miedo de que su madre sufriera reacciones adversas; dijo que quería esperar a la reacción de otras personas del asilo. Domus Vi San Lázaro argumentó que aunque la vacunación en España es voluntaria, la mujer tiene una “capacidad de decidir muy limitada” y por su edad corre riesgo de enfermar.

Juzgado en España obliga a vacunar a anciana en asilo

El 9 de enero el caso llegó al juzgado de Santiago de Compostela y tras analizar el caso determinó que la anciana tiene que ser vacunada contra la Covid-19 porque aunque sí puede haber reacciones adversas, es más riesgoso que no lo haga debido a su edad.“¿Es urgente vacunar a una anciana en la pandemia? Las cifras de contagio indican que sí, es notorio que hay un alto número de fallecidos y blindarla era algo urgente. Pocas cosas hay más urgentes que salvar una vida”Javier Fraga

A pesar de que la mujer en el asilo de España tenía que haber recibido la vacuna contra el nuevo coronavirus el 10 de enero, se retrasó para el 11 de enero y finalmente fue inoculada.

Un sondeo público en España en diciembre pasado arrojó que el 40.5 por ciento de las personas estaban dispuestos a vacunarse de inmediato; el 28 por ciento no querían hacerlo. En noviembre las personas que sí querían la vacuna era del 47 por ciento.