En África ya se comenzó la construcción de la llamada “Muralla Verde”, un proyecto de desarrollo rural que se inició hace más de una década, el cual pretende combatir el crecimiento de la franja árida que se extiende desde Senegal a Djibuti, y ayudar a la economía del continente.“No solamente es plantar árboles, sino hacerlo de una manera ligada a la economía que les sirva para sostener sus medios de vida y los de las generaciones futuras.”Dr. Barron Joseph Orr, científico a cargo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación.

Esta muralla ecológica se extenderá hacia el sur del Sahara y dará empleo a aproximadamente 10 millones de personas, quienes se encargaran de sembrar y mantener los árboles que compondrán esta barrera vegetal.

Asimismo, se espera que este proyecto ayude a combatir hasta 250 millones de tonelada de CO2 lo que ofrecería una reducción el cambio climático, ya que el territorio africano es de los más ricos en especies vegetales del planeta.

Y aunque el proyecto ya está iniciado, se espera que hasta el 2030 se siembren 8 mil 2 millones de hectáreas por año. Es decir, la cantidad de 83 millones para el tercer decenio del siglo XXI.