Por Jorge Narváez

¿Será la pandemia? ¿Será las fiestas post decembrinas? ¿Será el frío? Pero el inicio del Guard1anes 2021 pasó sin pena ni gloria. No hubo un equipo o situación a destacar, ni los directores debutantes hicieron lo extraordinario.

Claro, es aún temprano para el torneo. Pasó apenas la fecha 1 del semestre y queda mucho camino por recorrer. Lo que no se esperaba fueron las lesiones y los contagios de Covid-19. Santos, a horas del inicio, reportó más de 30 contagiados. Sobre lesiones Tigres y Rayados parece que se están peleando por llenar el hospital de inhabilitados.

De último momento se bajó de la convocatoria de Tigres el delantero André-Pierre Gignac por una lesión en la cadera. Suena algo grave, pero el diagnóstico médico dará su parte y el francés deberá someterse a la recuperación que mínimo debería estar de dos a tres semanas. Lo que no es preocupación para Tuca ya que tiene otros elementos que pueden bien suplir el área de André, aunque no con el toque y la magia de “El bómboro”.

Rayados no se queda atrás y puede que Javier Aguirre esté ya ocupado en analizar su banca para suplir a los ausentes en la fecha 2. También tiene elementos que pueden hacer bien su trabajo dentro de la cancha, pero para el Vasco es más complejo, porque para este torneo no hubo uno que fuera solicitado por él.

El inicio del Clausura quedó muy plano, sin mayor atención, sin emociones de por medio. Tal parece que todos aún siguen con el chip de las fiestas decembrinas, con trabajo Home Office, pensando en los tamales del 2 de febrero. Algo pasó que no hubo esa chispa de sentimientos al volver a ver a sus equipos jugar.

¿Será que la afición se está acostumbrando a no acudir al estadio? Mucho del ambiente de los partidos se presenta previo a los partidos. El movimiento de autos a unas horas de comenzar el juego es parte del ambiente, al menos en Guadalupe, San Nicolás y Monterrey. También el transporte público se pintaba de amarillo o azul, pero ahora es menor el tránsito de aficionados en calles o avenidas de la zona metropolitana.

Ya vivimos un comienzo de torneo, pero el anterior no se presentó la misma situación como ahora. La pandemia sigue y seguirá generando preocupación e incertidumbre entre la población. Aún no se ha presentado la posibilidad de suspender nuevamente el torneo, y ni quieren analizarla. Aunque sería lo más responsable por toda la gente implicada en todos los juegos, pero para eso los directivos están dispuestos a sacrificarse en cabezas ajenas.

Fotografía: Tigres/ ONCE Diario

@SoyJorgeNarvaez