Nuevo León vivió este lunes el peor día desde que inicio la pandemia, al registrar incrementos récords en contagios, decesos, hospitalizaciones y pacientes entubados.

La situación es tan crítica que el Instituto Mexicano del Seguro Social ya contempla la instalación de un hospital móvil y ampliar la reconversión de camas en diferentes clínicas.

«Son los números más altos que se han presentado en Nuevo León desde que inicio la pandemia».

«Nos mortifica a todo el personal de salud y sobre todo nos tiene muy preocupados», expreso, Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud en el estado.

En el tema de personas contagiadas, se reportaron mil 12 personas en menos de 24 horas para llegar a 138 mil 611.

Desafortunadamente, 41 personas murieron en un día a consecuencia del coronavirus para sumar en total 7 mil 167.

El sector hospitalario sigue el borde del colapso al informar que mil 970 pacientes han tenido que ser internados de los cuales 458 están entubados, las autoridades informaron que estos números no son nada alentadores.

«Necesitamos urgentemente traer la vacuna de donde se encuentre para salvar miles de vidas, es muy sencillo, es de sumar cuánto gasto en atención de pacientes, en hacer pruebas, en contratar personal, comprar equipo médico y lo que se necesita para atender pacientes y cuánto me puedo gastar en vacunas, ¿mil millones?, sale más barato comprar vacunas que atender pacientes».

«Y es salvar miles y miles de vidas, es reactivar la economía súper rápido y salvar a la sociedad que está sufriendo», argumentó.

Tan crítica está la situación que el IMSS ya contempla por primera vez estrategias alternas para atender pacientes covid.

«Hay planes aparte de la reconversión de camas en el IMSS, de poner un hospital móvil de corta estancia, que estará adherido a alguna clínica del Seguro Social», indicó.