De cara al inicio de operaciones de la Línea 3 del MetroNuevo León sometió a los vagones chinos a pruebas de gálibo.

Los carros recorrieron las vías del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey para establecer dimensiones máximas, tanto de anchura como de altura.

Además de la distancia mínima de paso que deben permitir los túneles, puentes y demás estructuras.

“Con el análisis de estos resultados, se define la cercanía máxima de postes, señales y resto de objetos contiguos a la vía”.

“Asimismo, se usa también para marcar la velocidad máxima de los nuevos vagones en los viaductos de las Líneas 1, 2 y 3”, se informó.

Se prevé que la tercera línea del Metro entre en funciones el próximo mes de marzo.

A manera de alistar detalles y para evitar incidentes, las labores se realizan fuera de horario de operación.

“Los trabajos se llevaron a cabo durante las madrugadas para no interrumpir el servicio, y con el objetivo de que los técnicos a cargo puedan realizar los análisis de resultados correspondientes”.

“Estos procedimientos responden a pruebas rutinarias, las cuales continuarán durante la fase de pre operación”.