Por Obed Campos

Sin duda, Clara luz Flores Carrales es por mucho la rival más fuerte a vencer de entre los candidatos a la gubernatura de Nuevo León en las próximas elecciones de junio, pero…

Gente que le sabe a eso de las estrategias y los juegos de guerra en los que se convierten las campañas, observan que la alcaldesa de Escobedo, Nuevo León, con licencia, debe de modernizar su equipo de “cerebros” que guían su cruzada, porque observan que juegan con estilos y armas viejas y en el peor de los escenarios, no están midiendo la peligrosidad que significa la candidatura del panista Fernando Larrazabal, quien, por ejemplo, ya logró que panistas que se fueron con Samuel García en el 2018 ya regresaran al redil.

Tic toc, tic toc, el tiempo sigue su marcha…

Los observadores enumeran que de 60 días, Clara Luz Flores Carrales ha cometido tres pifias que la están llevando al mismo precipicio que llevo a Samuel García. Es más, sospechan del nivel de sus asesores.

En lo personal Clara Luz me cae bien, yo le guardo admiración, y se me hace una mujer trabajadora y en pleno crecimiento, pero es notable que aun teniendo al zorro político de su marido a un lado, en su campaña se usen estrategias ya obsoletas y no mirar consecuencias.

Por ejemplo, allá por el mes de diciembre pasado, la entonces alcaldesa de Escobedo, armó un mensaje navideño muy bonito, pero con un error grave, que fue el de no incluir la figura de su marido. ¿Qué clase de unidad familiar fue la que quiso proyectar?

Por cierto, algo similar pasa con el PRI nacional y sus spots donde se la pasan atacando a Morena y usan la mayor parte del tiempo hablando de “otro partido” cuando en la realidad es el instituto más hegemónico del país, pero bueno ese tema aguanta para otro análisis.

Y es que si Clara sabe que a ella le pegan por ser esposa de Abel Guerra (ex alcalde también de Escobedo y empresario inmobiliario) aun sin fundamentos objetivos, ella les da, a sus detractores y adversarios más de que hablar y cree en sus asesores que le piden alejarse de su marido cuando al contrario, debe como mínimo verse acompañada de él como familia que son pero que ella sea la única que hable, pero sin dejar de mostrar la fuerza de su familia.

Como segundo error, se ve que los competidores políticos de Clara no saben por dónde pegarle a ella y le armaron la calenturienta historia en redes sociales de que pertenece a una secta más que satánica y de la peor calaña que cualquiera puede imaginar.

¿Y cómo abrió Clara su arranque de pre campaña? Con un absurdo Manual de Moralidad del Buen Político.

¡Hágame usted el bendito favor! a la gente le encabrita que los políticos les den consejos de moralidad, porque son los últimos con autoridad que pueden hablar de eso. Y se entiende que solo les queda a los que hablan de religión meterse con ese discurso, pero los que andan en este medio jamás pero jamás de los jamases deben meterse en temas espirituales o religiosos.

Y como tercer pifia, va una pregunta ¿quién le dijo al equipo de Clara Luz que el aun panista Víctor Fuentes es el líder que necesita sumar para reforzar su campaña?

Otra pregunta directa: ¿Acaso no tiene gentes expertas que conozcan los tejes manejes del bando azul y blanco, que le digan que el hoy senador le debe todo a Zeferino Salgado y que jamás ha destacado por armar estructura política él solo?

Se ve que no le midieron el agua a los camotes, ni del lado morenista ni de ningún lado al lanzar públicamente esa “invitación”.

Fuentes fue diputado local, diputado federal y alcalde y por casualidad fue por San Nicolas. Y si llegó a senador fue por el impulso de sus dos bastiones azules metropolitanos y un poco de Guadalupe y Monterrey, pero no por méritos propios.

Pero bueno allí les va, si Clara se aventó el spot porque ya habló con Fuentes, creo que ese no era el camino, pero si ella no platicó con él y espera su respaldo, sería peor lo que se espera.

Mal y de malas se vio la candidata y su marido, quien presume de tanta y tanta experiencia, porque los analistas lo que ven es desesperación y decepción luego de que Luis Donaldo Colosio no haya aceptado la invitación de Morena, justo cuando ella misma decía entre sus cercanos que ya lo había convencido.

Lo bueno es que Clara es joven e inteligente y esta desesperación por sumar que la han llevado a cometer estos errores, la puede enmendar armando una estrategia más inteligente, y buscando asesores de verdad, porque de lo contrario corre el peligro de sufrir la misma suerte que su marido en el 2009, cuando precisamente Fernando Larrazabal le comió todo el mandado en sus candidaturas a la alcaldía de Monterrey.

Lo principal que deben de ver Clara y todos los suspirantes de Morena es que AMLO no vendrá en las boletas en este 2021 y si a eso le sumamos estas fallas, entonces el resultado de la fórmula ya lo vamos conociendo…

Tic toc, tic toc, el tiempo sigue su marcha…

obed@sdpnoticias.com
@obedc