La Coalición “Juntos Haremos Historia en Nuevo León”, que encabeza Clara Luz Flores, es totalmente legal, así lo determino la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Los magistrados dejaron sin fundamento la queja interpuesta por el Partido Revolucionario Institucional.

Con la resolución, el TEPJF aprobó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Nuevo León (TEE) y dio vista a la Comisión Estatal Electoral.

Como se recordara, el 20 de noviembre los partidos políticos Morena, PT, PVEM y Nueva Alianza presentaron solicitud de registro de coalición ante la CEE.

Al cumplir con todos los requisitos marcados por la ley, el 3 de diciembre el mismo órgano electoral dictó el acuerdo CEE/CG/82/2020 por el cual aprobaba la coalición.

Esta situación no dejo muy conformes a varios militantes de Morena quienes presentaron demanda de Juicio para la Protección de los Derechos Políticos del Ciudadano.

Esto fue aprovechado por la dirigencia estatal del PRI quien impugnó ante la CEE el acuerdo que formaliza la coalición Juntos Haremos Historia en Nuevo León, integrada por Morena, PT, PVEM y Nueva Alianza.

Los priistas señalaron que, en el caso de Morena, según sus estatutos, el que debió aprobar la alianza es el Consejo Nacional, y no delegar esta tarea al Comité Ejecutivo Nacional, por lo que estarían violando sus reglas internas.

El caso se fue al Tribunal Electoral Estatal dicho órgano ratifico de nueva cuenta la coalición, los magistrados Carlos Leal-Isla García y Jesús Eduardo Bautista determinaron la falta de interés político del PRI para opinar sobre el cumplimiento de los estatutos internos de los partidos coaligados.

El expediente se fue a la Sala Superior en donde este miércoles, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le dio un nuevo revés al PRI.

El argumento para la ratificación de la coalición “Juntos Haremos Historia en Nuevo León”, fue que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena no tiene obligación de consultar a los militantes ni a los órganos estatales sobre la aprobación del convenio de coalición.