Luego de que fue detenida durante una operación este domingo 31 de enero, la líder de Myanmar y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyipidió a los ciudadanos no aceptar el golpe de Estado y protestar contra el intento de imponer una dictadura.”Las acciones de los militares llevan de nuevo al país a la dictadura. Pido a la gente no aceptarlo y que protesten con todo el corazón contra el golpe de Estado”. Liga Nacional para la Democracia

A través de un comunicado publicado por la Liga Nacional para la Democracia (LND) en nombre de Aung San Suu Kyi, la líder expresó su reacción luego de que el Ejército de Myanmar declaró este lunes el estado de emergencia al tomar el control político del país y detener a varios miembros del Gobierno, incluida la consejera de Estado Suu Kyi.

Por ahora, el vicepresidente Myint Swe asumió la presidencia interina y fue nombrado en el cargo por los militares debido a los poderes que les reserva la actual Constitución; a su vez, le cedió todos los poderes al jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, según anunció el canal controlado por el Ejército Myawaddy News.

Detienen a dirigentes de Myanmar

Este 31 de enero, elementos del Ejército detuvieron a Suu Kyi y al presidente Win Myint, además de varios ministros y dirigentes del partido gubernamental. También fueron detenidos activistas, escritores y artistas, según una lista extraoficial a la que tuvo acceso al agencia EFE.

Lo anterior sucedió antes de que el parlamento de Myanmar celebrara la primera sesión de la legislatura tras las elecciones de noviembre de 2020, en las que la LND consiguió una abrumadora victoria.

Sin embargo, en los últimos días aumentaron los rumores de golpe de Estado porque el portavoz militar Zaw Min Tun se negó a descartar la toma del poder por parte del Ejército tras denunciar supuestas irregularidades en las elecciones legislativas del pasado 8 de noviembre.