Nuevo León recibirá, durante el transcurso del año, recursos federales por más de 4.5 mil millones de pesos.

Pese a la extinción de 109 fideicomisos y fondos federales en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, la entidad no se irá en blanco.

Por concepto de diferentes partidas, el gobierno federal transferirá un total de 4 mil 517 millones 561 mil 190 pesos, refiere un acuerdo publicado por la Secretaría de Finanzas y Tesorería General en el Periódico Oficial del Estado.

Según un desglose, ingresarán 3 mil 618 millones 282 mil 376 pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun).

Estos serán distribuidos entre los 51 municipios de la entidad, quienes podrán invertirlos como así lo deseen, en conformidad a lo establecido en el artículo 37 de la Ley de Coordinación Fiscal.

 “Las aportaciones de este fondo se destinarán exclusivamente a la satisfacción de sus requerimientos, dando prioridad al cumplimiento de sus obligaciones financieras, y aprovechamientos por concepto de agua, descargas de aguas residuales”.

“A la modernización de los sistemas de recaudación locales, mantenimiento de infraestructura, y a la atención de las necesidades directamente vinculadas a la seguridad pública de sus habitantes”, explica.

A través del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, se recibirán 899 millones 278 mil 814 pesos.

De ellos, 109 millones 003 mil 830 pesos irán para el Fondo de Infraestructura Social y 790 millones 274 mil 984 pesos irán para el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal.

Estos, como se establece en el artículo 33 de la Ley de Coordinación Fiscal, se destinarán exclusivamente para el financiamiento de obras, acciones sociales básicas y a inversiones que beneficien directamente a la población en pobreza extrema, localidades con alto o muy alto nivel de rezago social conforme a lo previsto en la Ley General de Desarrollo Social.

Además de zonas de atención prioritaria en rubros como agua potable, alcantarillado, drenaje y letrinas, urbanización, electrificación rural y de colonias pobres, infraestructura básica del sector salud y educativo, mejoramiento de vivienda, así como mantenimiento de infraestructura.