Como algo que es de respetarse y, sobre todo, dar tiempo al tiempo en este tipo de acciones, fue como el líder del PAN en tierras regias, Mauro Guerra Villarreal, calificara las salidas que se están dando este año entre sus militantes. 

“Sé respetar a los militantes que han salido del partido”, dijo. 

Aunado a ello, reconoció que dentro de la cúpula panista existe una preocupación por los proyectos a los que los ahora exmilitantes se sumarán a través de otros escenarios políticos. 

“Me preocupa un poco que este proyecto de un momento dado la decisión que tomen no sea por el bien de México y sea para un proyecto que al final pudiera afectar a Nuevo León”, expresó. 

A decir del líder estatal del PAN, este tipo de renuncias y salidas son comunes que se concreten, en especial porque muchos de sus militantes desean seguir activos en la vida política local o federal y en ocasiones no son tomados en cuenta.  

Inclusive, para Mauro Guerra Villarreal el respetar el que sus compañeros y amigos  tomen este tipo de decisiones es lo más sano para todos. 

Por su parte, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en Monterrey, Policarpo Flores, aseguró que: “Quienes se abandonan el partido fue derivado a que no se vieron beneficiados”. 

“Tan solo en esta semana se han separado del partido Ranulfo Martínez y Felipe de Jesús Cantú y es por eso”. 

Mientras que  Ranulfo Martínez, quien militó por 21 años en esta fuerza partidista, dijo irse descontento y por divisiones debido a que el partido está presentando como candidatos a funcionarios del actual gobierno que son cercanos al gobernador Rodríguez Calderón.