Luego de poco más de un mes de permanecer en incremento; contagios, hospitalizaciones, y de- funciones por Covid-19 registran bajas de hasta el 50 por ciento.

Con el paso de los días, las largas filas para conseguir una cama en hospitales Covid, o realizarse la prueba en módulos drive thru, desaparecieron.

Durante la última semana de diciembre y el transcurso de enero, pese al llamado de las autoridades a quedarse en casa con la familia nuclear, los festejos en grande por Navidad y Año Nuevo trajeron consigo un disparo en la incidencia.

Día con día, el número de positivos, pacientes hospitalizados y fallecimientos rompía récord, colocándose como los peores en los ya diez me- ses de la pandemia en la entidad.

BUENAS NUEVAS

En contraste, febrero registra un promedio diario de entre 500 y 600 positivos, 40 defunciones y alrededor de 1 mil internados.

Escenario que permitió una mejoría en los indicadores del Semáforo Epidemiológico, mientras que los rojos bajaron de 6 a 5.

“Hoy tenemos menos pacientes contagiados, la cifra más baja de los últimos 14 días, qué significa eso, que han disminuido los contagios”, dio el doctor Manuel de la O, secretario de Salud.

“Me preocupa enormemente que se nos vayan a incrementar otra vez los contagios porque relajemos las medidas y puede ser que suceda lo que pasó en semanas previas”, opinó.

“Tenemos menos pacientes hospitalizados, es algo favorable sin embargo no estoy contento todavía es un número muy alto me gustaría que se fueran prácticamente disminuyendo más”, manifestó De la O Cavazos.

El pico más alto se registró el pasado 22 de enero con 1 mil 140 positivos, cifra récord.

Asimismo, después de llegar a 2 mil 078 hospitalizaciones el 26 de enero, hoy en día se registran 1 mil 256..

La situación era tal que, para poder hacerse el test, los conductores tenían que hacer fila desde una noche antes.

Hubo quienes se formaban de entre las 23: 00 y las 02: 00 horas, en busca de alcanzar un lugar; mientras que el resto tenían que volver al día siguiente.

Prueba de ello fue lo sucedido en el módulo Morelos, al centro de Monterrey.

La fila, que obstruía el intenso tráfico sobre la Zaragoza, se extendió hasta Juan Ignacio Ramón, girando al poniente y continuaba hasta llegar a Cuauhtémoc.

Si bien usualmente es el módulo con mayor a- fluencia, fue la primera vez que registró tal dimensión, por lo que muchos automovilistas ya no alcanzaron.

DRIVE THRU

Escenario similar en el caso del módulo ubicado en San Pedro, pues más de 100 vehículos es- peraban su apertura durante la mañana, arrasando en un par de horas con los reactivos disponibles. Se observó que la fila rodeaba el Auditorio San Pedro, desde la calle Manuel Santos, continuando por Humberto Lomo, y Avenida Morones Prieto.

Al Sendero también acudieron muchas personas desde temprana hora, si bien la hora de cierre es a las 15: 00 horas, para el mediodía se terminaban las pruebas. 

A diferencia de ello, la última semana la afluencia fue mínima.

Médicos encargados refieren que las filas no superan los cinco vehículos, y los positivos redujeron de un promedio de 50 en semanas ante-riores, a no más de 10.

“De la semana pasada a esta semana ha disminuido considerablemente”, destacó.

Este escenario que fue atribuido por las autoridades de salud al endurecimiento de las restricciones y la reducción de la movilidad al máximo con el cierre de establecimientos y negocios durante los domingos.

Derivado del aumento en la incidencia, a partir del primer domingo de enero se procedió a la suspensión de actividades esenciales y no esenciales, además de cerrar nuevamente casinos, cines, salones de eventos, gimnasios, y ligas deportivas, también de lunes a sábado.

Estos últimos negocios tienen luz verde para operar a un 30 por ciento de su capacidad desde la segunda semana de febrero, adicional a la ampliación del horario de supermercados y tiendas de conveniencia de 20: 00 a 23: 00 horas.

ADVERTENCIAS

No obstante, de presentarse un nuevo incremento, sus puertas podrían volver a cerrarse, advirtió el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien indicó que todavía no hay que cantar victoria.

Pues, dado que el virus permanece presente en la entidad, cualquier descuido en las medidas de prevención y demás protocolos de higiene podría ocasionar un nuevo disparo en la incidencia.

Quedarse en casa de no tener que desempeñar una actividad esencial al exterior, dijo, es lo ideal.

“Nuevo León reportó menos de mil casos de Covid-19, la cifra más baja de las últimas se-manas, esto se debe a que hemos bajado la movilización en el estado y el virus depende del comportamiento humano”, expuso.

“Recuerden que NO debemos confiarnos, aunque ayer las cifras reportaron una baja, es importante NO BAJAR la guardia; si nos confiamos esto podría repuntar”.

“Por favor les pido que continúen reforzando las medidas preventivas y acatando las restricciones de movilidad, mantenernos a la baja es respon-sabilidad y tarea de todos”, puntualizó.

Lavado frecuente de manos con agua y jabón, desinfección de superficies, evitar saludo de mano o beso, no tocarse la cara, taparse con el antebrazo al toser o estornudar, uso obligatorio de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, y sana distancia, son parte de las recomendaciones.

Además de organizar las compras de lunes a sábado, acudir solo una persona, usar cubrebocas en todo momento, procurar mantener una sana distancia de 1.5 metros entre los demás, en la fila evitar interactuar con las personas, no tocarse la cara, y pagar con tarjeta.

Al llegar a casa, lavarse las manos con agua y jabón, dejar los zapatos en la entrada, así como limpiar y desinfectar los artículos antes de guardarlos.

No obstante, resaltó, también se puede hacer uso de la tecnología y pedir los artículos que se requieren en línea o por servicio a domicilio.