Tras la venta clandestina de vacunas contra el Covid 19 en una clínica del municipio de San Nicolás, el Gobierno Federal lanzó este jueves una alerta nacional sobre lo que denominó la venta de una “Vacuna Fraudulenta”. No descartan que otras dos clínicas también estén dedicándose a esto, por lo cual ya están bajo investigación

Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, dijo que al revisar con la empresa fabricante de la vacuna Pfizer quedó demostrado que esas supuestas dosis no les pertenecen a ellos. En México solamente le han vendido al Gobierno Federal, descartando por completo la venta hacia algún particular.

“Hay una alerta por una operación clandestina de uso de una supuesta vacuna de Pfizer. Tenemos una evidencia que sugiere que es una vacuna fraudulenta, no es de Pfizer. Tenemos confirmación verbal por parte de Pfizer México de que nadie en México ha comprado vacuna de Pfizer que no sea el Gobierno de México… Esto nos da tranquilidad de saber que es una presunta operación con un producto clandestino, un producto falsificado que es además clandestino, porque es un intento de fraude”.

La Fiscalía General de la República y la Secretaría de Salud Federal, ya trabajan en coordinación con las autoridades estatales para llegar hasta las últimas consecuencias en este caso. Por lo pronto, las seis personas que fueron detenidas ya están a disposición de las FGR ya que se trata de un delito federal.

“Se les vendía hasta por 40 mil pesos a las personas. Esto ocurrió en el estado de Nuevo León, a las personas que se estaban poniendo estas vacunas”, precisó López Gatell.

Las autoridades del Estado clausuraron el establecimiento denominado Sping Clinic ubicada en la colonia Anáhuac, en el municipio de San Nicolás. Ahí detuvieron a seis personas por estar vendiendo sin permiso una presunta vacuna contra el Covid-19 por 11 mil 100 pesos. Las autoridades no descartan que más clínicas están involucradas en este tipo de ilícito, por lo cual la carpeta se encuentra abierta.

López Gatell hizo un llamado a la población para que no se dejen engañar por este tipo de situaciones y dejó en claro que el único autorizado para la compra de este medicamento es el Gobierno Federal, por lo que invitó a todos a denunciar este tipo de acciones.

Tenían muchas inconsistencias

Aunque no se ha definido qué tipo de sustancia tenían las vacunas que decomisaron en una clínica privada del municipio de San Nicolás, la Secretaría de Salud informó que los frascos con las dosis tenían muchas inconsistencias con las botellas que envía la empresa Pfizer.

Manuel de la O Cavazos dijo que entre las diferencias que encontraron está que, en los recipientes oficiales, estos inician con dos letras y luego un código, en tanto que las clandestinas sólo contaban con un código, y sin las letras iniciales.

Otro factor que se advirtió fue el de la caducidad de la vacuna, que en el caso de la oficial es el año 2021, y la de la vacuna falsa el año 2024.

“La vacuna ya está incautada por la Fiscalía General de la Republica. Es un delito federal en donde se está buscando la procedencia de las vacunas. Los frascos que estamos usando para la aplicación de las vacunas tienen una fecha de caducidad que es el año 2021. La vacuna que se decomisó, tiene una fecha de caducidad del año 2024”.

“Tengo muchísimos años de aplicar vacunas. Como pediatra, lo hago en mi consultorio para todo tipo de enfermedades y observo la fecha de caducidad, y nunca observo una vacuna que tenga tres años o más de vigencia. Eso nos llama la atención… ¿qué es lo que se inyectaron?”

Sigue vacunación en el sur del Estado

Entre el frío y la lluvia, las autoridades de Salud iniciaron este jueves el segundo día de vacunación contra el Covid-19 en los municipios de Linares y Doctor Arroyo. A pesar de las condiciones climáticas, en Linares la gente llegó desde temprana hora a formar la fila abrigados y con un paraguas.

Para evitar aglomeraciones, las autoridades pusieron en esta ocasión tres centros de vacunación. Para tal efecto se habilitaron el Gimnasio Municipal en Provileón, la escuela en La Petaca, y para las comunidades rurales del oriente del municipio, la Ex Hacienda de Guadalupe.

Por su parte, en el municipio de Doctor Arroyo también habilitaron centros en módulos para poder aplicar las dosis a una mayor cantidad de gente. Los espacios habilitados para esto fueron en la Lagunita de Castillo y Carmen de la Laja de aquella zona.