Durante los primeros días de la semana, las gaseras distribuidas en diferentes puntos del área metropolitana son cada vez más frecuentadas. Los ciudadanos buscan abastecerse del recurso luego de que el Centro Nacional de Control del Gas Natural declaró Alerta Crítica por una posible restricción del gas a nivel nacional.

En un principio, estos puntos de abastecimiento se encontraban concurridos para poder dar funcionamiento a calentadores de gas, debido a que los cortes de energía eléctrica dejaron inutilizados aparatos como calentadores eléctricos. Actualmente los ciudadanos buscarían adquirir el recurso para evitar un desabasto a futuro.

Así reaccionaron los consumidores luego de que Cenegas advirtiera que las afectaciones en Estados Unidos por las condiciones climatológicas adversas ponen en riesgo la distribución del recurso para México.

Es principalmente durante la tarde que las gaseras se han visto abarrotadas, tanto por vehículos, como personas a pie con sus propios tanques, soportando inclemencias por el frío.

Aunque fue de lunes a miércoles cuando se dio más la presencia de clientes en estas estaciones, desde la mañana del jueves eran pocos los que recurrían adquirir el gas natural para objetivos laborales o particulares, sin embargo, se estima que conforme se den más restricciones del recurso, podrían generarse aglomeraciones para su compra.