Con la escasez del recurso de gas natural, vehículos de transporte se verían afectados, pues de las cuatro mil unidades de taxis, el 40 por ciento operan actualmente con gas natural. Aunque la nueva Ley de Movilidad promueve a que los vehículos de transporte operen con gas natural, actualmente sólo el 40 por ciento de ellos hace uso de dicho recurso. El acceso al mismo hoy en día es desfavorable tras la nueva crisis, pues muchos realizan filas de hasta cuatro horas para que sólo puedan suministrar de entre 10 a 15 litros su tanque.

Osvaldo Serna, Líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores del Autotransporte, señaló que la CROC había contemplado desde antes realizar un paro, sin embargo, no querían afectar a los usuarios, no obstante, no contaban con la crisis de escases del gas: “Estamos viendo otras organizaciones para lo del tema del gas que está en este momento”.

Recordó que en sus objetivos también se encontraba el recurrir a los vehículos híbridos como parte de la Ley de Movilidad, no obstante, para aquellos que viven del taxi les es difícil adquirir este tipo de unidades y prefieren adaptar a gas natural que es más barato.

Ante la actual crisis, Serna dijo que el aumento a las tarifas está contemplado, pero que esto se encuentra pendiente desde que comenzó la actual administración estatal. Recordó que una de las promesas del Gobierno del Estado fue de aumentar la tarifa del transporte: “Ya son cinco años y nunca aumentó. Yo siempre pedí aumento de un peso, uno con cincuenta como máximo, para no golpear a la clase trabajadora. Siempre estamos dispuestos a cooperar, pero los gobiernos cada vez son más austeros”.

Aunque por el momento se encuentran operando, según como se dé la crisis de escases del gas, contemplarán si restringirán la operación de sus automóviles.

A este problema de transporte público se suma el que ya se contempla: la restricción del transporte urbano. Con el desabasto de gas natural desde el viernes 19 de febrero, 420 unidades suspendieron indefinidamente su servicio, y se espera que para el lunes se sumarán 180 más por la misma crisis.

Las rutas en cuestión serán la 31, 202, 207, 400, 6, 205, 206, 208, 38, 218, 219, 155, 160, 240 y la 527.

En el Estado operan a diario dos mil 200 camiones en horas pico, sin embargo, el Presidente de la Asociación del Transporte Público en Nuevo León, José Almaráz, advirtió que de continuar el desabasto del recurso energético, se podría restringir aún más el servicio.