En Brasil, un niño de 9 años desconectó un refrigerador donde se almacenaban vacunas contra Covid-19. El accidente, provocó que 133 dosis de vacunas quedarán inservibles. Un hospital del municipio de Río Bananal fue el lugar donde se reportó la pérdida de las vacunas CoronaVac, de origen chino.

Vacunas serían aplicadas a personal médico

De acuerdo con las autoridades de la región brasileña, las vacunas CoronaVac iban a ser aplicadas al personal médico en los próximos días, cumpliendo así con la segunda dosis.  Pero, luego del gran número de dosis perdidas por desconectar el refrigerador, el personal no está seguro de que todos podrán recibirla. Además de las 133 dosis de la vacuna, el niño también provocó más daños en “medicamentos, muestras de sangre, y otro tipo de vacunas”, señaló el medio local Globo.

Autoridades investigaron presunto acto de vandalismo

La Prefectura de Río Bananal, anunció que, luego del reporte de la pérdida de 133 dosis de vacuna contra Covid-19, se abrió una carpeta de investigación que suponía un acto de vandalismo o sabotaje del refrigerador.

Al revisar las cámaras de seguridad, las autoridades descubrieron que el verdadero culpable de la pérdida de las vacunas, era un niño de 9 años, quien -por accidente mientras jugaba- desconectó el refrigerador y no informó a nadie. Luego de un par de horas sin refrigeración, las vacunas se echaron a perder.

Para evitar que ocurra otro incidente como este, la Prefectura ordenó conectar el sistema de refrigeración de las vacunas contra Covid-19 al generador del hospital.  También, habrá vigilancia de 24 horas para cuidar que ningún niño juegue en el lugar, o que cualquier otra persona manipule el equipo.

Coronavirus en Brasil

En tanto, Brasil sigue registrando los números más altos de contagios de Covid-19 en todo el mundo. En los últimos días, alcanzó la cifra de 245 mil muertes y más de 10 millones de casos de coronavirus.

Fotografía: Valdo Leão/ Semcom