Luego de una baja considerable al cierre del 2020, Nuevo León registró el primer mes del año un repunte del 45 por ciento en materia de homicidios. Según cifras de la Fiscalía General de Justicia en el Estado, durante enero se contabilizaron un total de 81 episodios, cifra que contrasta con los 56 del pasado mes de diciembre.

El número también representa un 10 por ciento más en relación con las 75 ejecuciones vinculadas con el crimen organizado en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, se prevé que este escenario se pueda revertir este mes.

A inicios de febrero, autoridades de los tres niveles de gobierno implementan el denominado “Operativo Metropolitano de Seguridad del Estado de Nuevo León”. Elementos federales, estatales y municipales, suman esfuerzos en combate al crimen en municipios con mayor incidencia delictiva. La Séptima Zona Militar y la Secretaría de Seguridad Pública en la entidad anunciaron el despliegue, sin compartir resultados hasta el momento.

Otro de los delitos que también incrementaron fue el robo de vehículos. En enero se presentaron 233 denuncias por plagio de autos, cifra más alta en los últimos catorce meses, y 6 por ciento más en comparación con los 219 en diciembre. Respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se presentaron 211, el aumento es de 10 puntos. Por otro lado, la recuperación se colocó en un 28 por ciento, con 65 vehículos recuperados.

En un mejor panorama, el robo a casa habitación bajó un 4 por ciento, al pasar de 200 a 194 reportes. La reducción es aún mayor, respecto a los 232 de enero del año pasado, es decir, 15 puntos porcentuales.

Escenario similar en el caso del robo a negocio, con 111 hurtos, 12 por ciento menos en comparación con los 128 de diciembre. Además de 42 por ciento, en relación con los 194 del mismo periodo del año anterior.

Por último, al pasar de 152 a 117 denuncias, el robo a persona redujo 22 puntos porcentuales.