El Gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón emitió este lunes una serie de vetos a diferentes leyes recién aprobadas por el Congreso del Estado. Así se convirtió en el gobernador de Nuevo León con mayor número de vetos, al acumular 32 a la actual legislatura, y 70 en total desde que inició su sexenio.

La diputada Nancy Olguín Díaz, ante el pleno legislativo local y en asuntos en cartera, le dio entrada a los expedientes que presentaban cuatro observaciones a las diferentes reformas legislativas.

En tres de las iniciativas que veto, en la exposición de motivos fue que no hay suficiente presupuesto para poder cumplir con estas leyes.

Entre los expedientes que el mandatario estatal veto se encuentran diversos artículos de la Ley Sobre el Sistema de Asistencia Social del Estado. En esta reforma, los diputados crearon un Fideicomiso para Atender a Niños con Quemaduras Graves.

Otra de las observaciones que emitió el Ejecutivo fue para la Ley de Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar en el Estado, para que el DIF ejecute el Programa Estatal para Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar.

En el tercer veto, Rodríguez Calderón se enfocó a la Ley que crea la Comisión Estatal de Derechos Humanos. La propuesta busca quitarle atribuciones al Gobernador que actualmente tiene la designación de organizaciones civiles.

Y finalmente, el Gobernador del Estado hizo observaciones en la reforma al artículo 3 de la Ley Ambiental del Estado. En esta reforma, los legisladores habían avalado que las pedreras estén obligadas a trabajar con agua de segundo uso.

Tras la lectura de los cuatro vetos, Guadalupe Rodríguez Martínez, presidenta de la Mesa Directiva del Congreso Local, turnó cada uno de los expedientes a las diferentes comisiones legislativas para que los expedientes sean revisados y analizados para en su momento realizar los cambios en caso de que sean factibles.