Grupos de niñas de Panamá denunciaron que supuestos “religiosos” las embarazaban y las obligaban a abortar, de acuerdo con la diputada Zulay Rodríguez, presidenta de la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional.

La diputada de Panamá explicó que investiga un caso de abuso sexual sistemático durante años en contra de niñas en albergues dependientes del Estado Panameño. Según la legisladora, que es parte del Partido Revolucionario Democrático, los abusos eran cometidos por personal a cargo de cuidar a los menores de edad en al menos 14 albergues.

La denuncia se dio desde el 14 de febrero y el Ministerio Público abrió una investigación por el delito de maltrato en contra de una niña de 10 años, ocurrido el 12 de febrero de 2021. La menor de edad escapó del albergue ubicado en Tocumen, Panamá, y denunció a lo que fue sometida.

Presidente promete justicia por abuso contra niñas

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, aseguró que se deslindarán responsabilidades en el caso de violaciones y abusos cometidos contra niñas internas en albergues administrados por el Estado. El mandatario de Panamá explicó que siente dolor e indignación por el hecho y pidió justicia por los actos.

“Identifiquen a los autores, determinen responsabilidades y apliquen las sanciones drásticas que contempla nuestra legislación. Los autores responsables de los delitos cometidos contra los derechos de las niñas, niños y adolescentes deben ser castigados con el máximo rigor de la ley y sin contemplaciones.”

Laurentino Cortizo. Presidente de Panamá

Los abusos habrían iniciado desde 2017, según las investigaciones. Entre las personas afectadas hay niños con discapacidades intelectuales, según las averiguaciones realizadas por la subcomisión de la Asamblea Nacional de Panamá.

Además de su exigencia de justicia, el presidente de Panamá aseguró que deben aumentar las penas por delitos sexuales, con el fin de erradicar este tipo de conductas criminales.

Fotografía: Fernando Carranza / Cuartoscuro