Un hombre residente de Pekín, China, ha sido condenado a pagar 5 mil 500 euros (136 mil 535 pesos mexicanos) a su exesposa por las tareas domésticas en las que no ayudó durante cinco años de matrimonio. De apellido Chen, el hombre nunca se hizo cargo ni de las tareas domésticas ni de la crianza de su hijo y es por este motivo que Wang, su exesposa, deberá ser remunerada, además de quedarse con la custodia completa del niño. Así lo dictaminó un tribunal el pasado 4 de febrero.

Condenado por jamás preocuparse por las tareas domésticas

El nuevo código civil de China, que entró en vigor este 2021, permitió que el hombre fuera condenado por jamás preocuparse por las tareas domésticas y dedicarse exclusivamente a trabajar, generando un intenso debate en redes sociales acerca de si el quehacer debe ser remunerado a las mujeres.

Y es que, por primera vez en la historia del país asiático, los divorciados tienen derecho a solicitar una indemnización si tienen más responsabilidades en el hogar que su pareja, como las tareas domésticas. En consecuencia, el hashtag #LaEsposaQueSeQuedaEnCasaRecibeUna CompensaciónPorTareasDomésticas, obtuvo más de 570 millones de visitas en la plataforma Weibo, similar a Twitter.

“Las mujeres nunca deberían ser esposas que se quedan en casa… cuando te divorcias, te quedas sin nada en absoluto. Ese dinero en compensación por las tareas domésticas es una tontería… Una niñera a tiempo completo podría costar más que esto durante medio año, ¿son la juventud y los sentimientos de las mujeres así de baratos?”, fueron algunos de los comentarios en la red social.

En tanto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha estimado que las mujeres chinas pasan casi cuatro horas diarias haciendo trabajo no remunerado, entre ellas las tareas domésticas; 2.5 veces más que los hombres y más que el promedio.

Fotografía: Pixabay