Nicolás Sarkozy, ex presidente de Francia, fue condenado a prisión por un tribunal que lo encontró culpable de los delitos de corrupción y tráfico de influencias. Si bien el ex presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, fue condenado a prisión, en un hecho histórico, el tribunal le suspendió dos años de la sentencia.

En expresidente francés, de 66 años de edad, que gobernó de 2007 a 2012, es el primer ex mandatario en décadas en sentarse en el banquillo de los acusados por varios delitos.

¿Cómo será la prisión para Nicolás Sarkozy?

El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, fue declarado culpable por un tribunal de corrupción de París y se le dictó prisión, luego de que se ofreciera a “mover los hilos” para ayudar a un magistrado a conseguir un trabajo prestigioso a cambio de un favor. El ex mandatario francés, quien también fue acusado de tráfico de influencias, recibió la condena de un año de prisión y dos años más de prisión condicional.

De acuerdo con CNN, el juez dijo que Sarkozy no necesitaba pasar tiempo en la cárcel y que podría cumplir la condena llevando un brazalete electrónico en casa.

Nicolas Sarkozy y el “caso de escuchas telefónicas”

En 2013 inició lo que se llamó “caso de escuchas telefónicas”, cuando investigadores intervinieron teléfonos pertenecientes a Sarkozy y su abogado Herzog, en el contexto de una investigación contra Nicolás Sarkozy.

Se descubrió que los dos hombres prometieron al magistrado Gilbert Azibert un puesto prestigioso en Mónaco, a cambio de información sobre una investigación en curso sobre las denuncias de que Sarkozy había aceptado pagos ilegales de la heredera de L’Oreal, Liliane Bettencourt, por su exitosa campaña presidencial de 2007.

Hay otras acusaciones contra Nicolas Sarkozy

Pero hay otras acusaciones que enfrenta Sarkozy y en poco más de dos semanas volverá a ser juzgado acusado de violar las reglas de financiación de la campaña durante su fallida candidatura a la reelección de 2012, al trabajar con una empresa amiga de relaciones públicas para ocultar el verdadero costo de su campaña.

En tanto, en otro caso, se indaga la supuesta financiación ilegal de campañas por parte de Libia. El exlíder libio muerto Muammar Gaddafi al parecer proporcionó a la campaña de 2007 de Nicolas Sarkozy millones de euros enviados a París en maletas.

Con información de CNN

Fotografía: Moritz Hager/ World Economic Forum 2011