Los Tigres tienen un dolor de cabeza que empezó a suceder desde el torneo anterior y que sigue vigente en este Guardianes 2021: los goles que sufren en el tiempo agregado o faltando poco para acabar el tiempo reglamentario. Esto en ocasiones les ha significado el perder puntos importantes en el camino.

La escuadra de Ferreti no ha modificado ese tema y continúan siendo ese equipo que en el tiempo agregado son más proclives a recibir goles en los últimos minutos, tantos con los que a su vez significa el que ellos pierdan unidades que después les costarán hipotéticos duelos de liguilla en donde no cierran la llave en casa y con la ventaja de marcar goles en el primer partido de la definición.

Sin embargo, ese es otro tema y la situación a tratar hasta estos momentos es el dato preocupante que hay en Tigres sobre la cantidad de goles y partidos en los que han recibido gol en el tiempo agregado o en los minutos finales antes del tiempo reglamentario.

Los Tigres, sumando el Guardianes 2020 y lo que va del Guardianes 2021, han recibido 10 goles en el tiempo agregado o en los minutos finales al tiempo reglamentario en tan solo nueve compromisos.

Esto empezó a suceder desde la jornada dos ante Pachuca del Guardianes 2020 cuando Ismael Sosa les anotó y frustró a los regios de la victoria en ese partido, esto al minuto 85, aunque también sucedió en la fecha cinco de ese torneo cuando se perdieron el empate en el Estado de México y perdieron ante Toluca con gol de Alexis Canelo al minuto 93, mientras que ante Pumas y Mazatlán perdieron dos victorias consumadas y se conformaron con dos empates tras los goles de Carlos González y Miguel Sansores al minuto 91 y 97 del cotejo.

Lo mismo volvió a suceder en la jornada ocho del Guardianes 2020 cuando enfrentaron como locales a las Chivas Rayadas del Guadalajara, equipo con el que perdieron por marcador de 3-1 y con el cual recibieron gol en la última jugada del encuentro, al 93´, éste conseguido por Jesús Angulo.

Tigres recibió en cuatro jornadas consecutivas dentro de ese torneo la situación de recibir gol en el tiempo agregado, lo que a su vez les significó el que perdieran puntos importantes en ese certamen y se definieran todo en la última fecha con la chance de ganarle al Atlas y avanzar a la liguilla entre los primeros cuatro lugares, aspecto que finalmente no sucedió tras el gol de Germán Conti al minuto 95 y con el cual consumó el duelo por el repechaje entre los felinos y los Diablos Rojos de Toluca.

Fueron seis partidos del Guardianes 2020 en los que recibieron gol en los minutos finales al tiempo reglamentario o en el tiempo agregado y con los cuales se perdieron de importantes victorias en el certamen anterior, aspecto que ya empezó a suceder en este Guardianes 2021.

Primeramente, esto fue un aviso ante Cruz Azul cuando recibieron el gol con el que los cementeros definieron el partido y pusieron el 2-0 a su favor tras el tanto de Paul Fernández al 93 acción, esto en el regreso de los felinos a la Liga MX luego de su estupendo Mundial de Clubes, mientras que otro aviso fueron los dos goles con los que Tijuana preocupó a Tigres en la jornada seis del Guardianes 2021 en donde Miguel López y Diego Barbona anotaron al 90 y 93 de acción.

Esos goles solo significaron la consumada victoria del Cruz Azul y la reacción de Tijuana y un posible empate que para fines prácticos finalmente no llegó en beneficio de los Xolos, aunque dicha situación si se hizo realidad frente al Atlético de San Luis.

“Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe” diría aquella mítica frase y este dicho aplicó en el duelo entre Tigres y Atlético de San Luis, rival que le igualó en el marcador al conjunto felino tras el gol de Nicolás Ibáñez al minuto 93.

Ese tanto frustró a los felinos de otra victoria en este Guardianes 2021 y significó el décimo gol que reciben entre dos torneos en el aspecto de los minutos finales o en el tiempo agregado de un partido oficial dentro de la Liga MX, aspecto que todavía no modifican y pareciera ser que seguirán destinados a seguirlo sufriendo en este campeonato.