Después de ser privada de su libertad, una mujer fue ejecutada a balazos y su cuerpo abandonado debajo de un puente vehicular en Guadalupe. La ejecución fue reportada a las 13:45 horas, en un puente ubicado sobre las Avenidas maestro Israel Cavazos y la Calle la Silla, en la Colonia Hacienda Las Escobas.

Al sitio acudieron paramédicos de la Cruz Verde Guadalupe, quienes al revisar a la mujer ya no contaba con signos vitales, debido a los impactos de arma de fuego. La mujer que no fue identificada en el lugar, contaba con una edad de entre 18 o 20 años, vestía pantalón café, blusa de tirantes negra y tenis rojos, delgada y cabello teñido rubio.

Una fuente allegada a los hechos dijo que la dama presentaba tres balazos, uno en región occipital con salida en pómulo derecho, otra más en la cintura y en el costado izquierdo. De acuerdo con las primeras investigaciones del caso, elementos de la policía de Guadalupe patrullaban el sector la tarde del domingo, cuando fueron alertados por vecinos de una persona tirada bajo un puente. Los policías se dirigieron al lugar de manera inmediata, percatándose del cuerpo de la mujer, por lo que pidieron el apoyo a los paramédicos de la Cruz Verde Guadalupe. Los socorristas al momento de llegar y revisar a la dama, se percataron que ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron aviso a los uniformados.

Una fuente allegada a las indagatorias, dijo que la mujer fue privada de su libertad por pistoleros que la llevaron hasta el lugar donde la ejecutaron a balazos. Indicó la fuente que vecinos del sector observaron a por lo menos dos sujetos, los cuales a empujones bajaron a la mujer y después le dispararon en repetidas ocasiones. Tras escuchar las detonaciones de arma de fuego, los vecinos se introdujeron a sus domicilios para después salir y percatarse de lo ocurrido.

Agentes de la Policía Ministerial llegaron al sitio de la ejecución e iniciaron con las investigaciones del caso, entrevistando a los vecinos de la colonia en mención. Peritos de la Fiscalía General de Justicia llegaron a la escena del crimen, sitio en donde recogieron como evidencia tres casquillos calibre .9 milímetros.