Un laboratorio de investigación de Siena, Italia creó un tratamiento de anticuerpos para el COVID-19 que, sus desarrolladores aseguran que será 80 veces más potente que el que se le dio al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump en sus días más críticos en hospital el año pasado.

Terapia basada en anticuerpos

La terapia se deriva de la sangre de personas que se han recuperado de la enfermedad y se basa en 453 anticuerpos diferentes. También se administrará como una sola inyección en lugar de una infusión prolongada, que ha sido la norma para medicamentos similares.

Comienzan ensayos clínicos

Los ensayos clínicos de unas 3 mil dosis producidas hasta ahora comenzaron en Italia el jueves, y un lanzamiento para uso general podría aprobarse a partir de este verano.

“El enfoque de nuestro trabajo ha estado en la dosificación”, explicó Fabrizio Landi, presidente de la Fundación Toscana Life Sciences, promotor del proyecto. “Cuando Trump recibió un fármaco de anticuerpos, tuvo que recibir una infusión de varias horas. Nuestro objetivo es llegar a una dosis 80 veces más potente que la que recibió”.

En Italia han muerto casi 99 mil personas por Covid-19 y ha recurrido a un centro farmacéutico curtido para obtener respuestas. Este centro de investigación se creó hace más de un siglo por Achille Sclavo, un pionero en vacunas, el área alrededor de Siena es donde se encontró un antídoto para el ántrax; donde GlaxoSmithKline produce sus vacunas contra la meningitis y donde decenas de startups financiadas por la Toscana Life Sciences Foundation trabajan en vacunas.

El proyecto de tratamiento con anticuerpos contra el nuevo coronavirus respaldado por Toscana lo está financiando la fundación Monte Paschi di Siena, la región de Toscana, el gobierno italiano y la Unión Europea.

Tratamiento altamente efectivo

Sus desarrolladores indican que las primeras pruebas han demostrado que el tratamiento Siena, con su dosis más concentrada y su administración única, es altamente efectivo y requiere menos tiempo que algunas otras terapias similares. Sin embargo, su eficacia en ensayos clínicos aún no se ha determinado.

Además, esta terapia se utilizó en pruebas iniciales para neutralizar variantes emergentes y más virulentas que ahora prevalecen en Italia, dijo Landi. Las nuevas cepas enviaron el número de casos en Italia a un máximo de dos meses esta semana.

Funciona similar a Regeneron

El tratamiento Siena con anticuerpos monoclonales funciona con principios similares a los utilizados por Regeneron Pharmaceuticals. La terapia de combinación de anticuerpos de la compañía estadounidense ganó notoriedad el año pasado cuando Trump la recibió después de infectarse con el virus SARS-CoV-2. Eli Lilly tiene un producto de anticuerpo único.

Los tratamientos con anticuerpos monoclonales imitan las proteínas que el cuerpo produce de forma natural para repeler los virus. Se encuentran entre los pocos tratamientos que pueden evitar que los pacientes con síntomas tempranos de Covid-19 empeoren lo suficiente como para necesitar hospitalización.

AstraZeneca dijo en febrero que su cóctel de anticuerpos contra el COVID-19 ha demostrado ser eficaz contra variantes del virus en las primeras pruebas.

Anticuerpos monoclonales

El desarrollo de una línea de producción y distribución de anticuerpos monoclonales puede resultar crucial si surgen nuevas variantes. Se podría crear rápidamente un tratamiento con anticuerpos monoclonales utilizando glóbulos blancos de personas que se hayan recuperado de la nueva cepa.

“La biblioteca de anticuerpos del laboratorio de Siena tiene su base en más de 4 mil células B”, explicó Claudia Sala, científica senior de la Toscana Life Sciences Foundation y jefa del equipo de investigación del proyecto. “Una inyección subcutánea de tal medicamento sería un cambio de juego. Un uso eficaz de anticuerpos monoclonales reduciría la presión sobre los hospitales, el número de muertes y permitiría manejar mejor un posible retraso en la campaña de vacunación”.