El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que manifestantes del 8 de Marzo, por el Día Internacional de la Mujer, “no llenaron” el Zócalo del Centro Histórico porque otras mujeres no comparten el sentido violento de sus protestas.

En su conferencia mañanera, dijo que la violencia no es el camino y lamentó las agresiones a mujeres policías con gasolina, al asegurar que se trató de un acto que da tristeza y “vergüenza”.

Afirmó que las mujeres policías “actuaron muy bien”, y dijo que su gobierno continuará impulsando el respeto a los Derechos Humanos en las protestas, por lo que rechazó caer en cualquier tipo de provocación de manifestantes.

“La gente no está de acuerdo con esto, no puede estar de acuerdo, por eso ante una causa tan noble como son los derechos de la mujer, no llenan el Zócalo porque hay muchas mujeres, millones, que defienden la causa, pero de esa manera, de esa forma.”

Recuerda anécdota con edecán del INE y Brozo

El presidente López Obrador recordó anécdotas con la edecán del INE del debate presidencial de 2012, y con una conductora del “mañanero” de Brozo durante el periodo en que se desempeñó como jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal.

En su conferencia mañanera de este martes 9 de marzo, dijo que sus años de lucha lo han llevado a sortear todo tipo de campañas o ataques para intentar desprestigiar su movimiento. Recordó que previo a la elección de 2006 se activó la campaña conservadora de “López Obrador es un peligro para México”.

Sobre el período en que se desempeñó como jefe de Gobierno de la CDMX, López Obrador dijo que en alguna ocasión se encontraba en una conferencia de su cumpleaños, y que una conductora del noticiario de Brozo en Televisa llegó “sólo con un abrigo” con la intención de “felicitarlo” y causar un poco de morbo.

“Era nada más el abrigo. Imagínense que la señora venga a felicitarme, están todas las cámaras. Pero le agradezco mucho y le dije lo que yo pensaba y sigo pensando, que era una gran dama y que la respetaba y ya no caminó hacia mí.”

Respecto a Julia Orayen, edecán del entonces IFE para participar en el debate de 2012 con Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri, dijo que fue llevada por sus adversarios para tratar de ponerlo en una situación incómoda.

“Sale una señora muy bella, esbelta, para entregarnos los boletos y las cámaras ahí, para ver qué iba yo hacer, hubo uno que pues este… Pero no pasó nada, pero era para mí.”

Fotografía: Daniel Augusto/Cuartoscuro