Dos trabajadores que colocaban las letras luminosas en la parte alta del edificio del Hotel La Quinta, centro de Monterrey, fueron rescatados este martes tras quedar colgados luego de que se soltó uno de los cables de la góndola donde se encontraban realizando sus labores. Uno de los afectados fue rescatado por sus propios compañeros, mientras que la otra persona por las autoridades, solicitándose la ayuda alrededor de las 11:50 horas.

El equipo de seguridad con que contaba las personas, evitó que cayera al vacío, pero en el caso de uno de ellos permaneció alrededor de 30 minutos colgado, a una altura de entre 45 a 50 metros del edificio de 12 pisos ubicado en la calle Ocampo entre las avenidas Pino Suárez y Cuauhtémoc.

Agustín Padilla de 44 años de edad, originario de Gómez Palacio, Durango, es quien permaneció varios minutos colgado. Elementos de Protección Civil de Monterrey, así como del estado y Bomberos Nuevo León arribaron al lugar para realizar las maniobras de rescate.

Los trabajadores colocaban las letras luminosas en la parte alta de la fachada del edificio, por el lado de la Avenida Cuauhtémoc, para lo cual estaban en una góndola, pero los cables de un lado se soltaron y ellos quedaron colgados.

El trabajador rescatado, que estuvo suspendido por el arnés, resultó afectado en pelvis y genitales. Los paramédicos lo atendieron en el lugar y posteriormente fue trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital de Zona 21 del IMSS.

Las autoridades realizan las indagatorias para establecer lo que ocasionó que la góndola tuviera la falla. Los hechos fueron presenciados por una gran cantidad de testigos en la parte baja del edificio.