Tras calificarlo como un acto de discriminación, padres de familia exigieron este miércoles reducir las medidas de restricción a niños menores de 12 años en comercios y demás espacios públicos. En caravana vehicular, el colectivo “La Voz de la Infancia NL” urgió a la Secretaría de Salud en el Estado a levantar las medidas sanitarias que los mantienen encerrados en casa desde hace un año.

Alrededor de 30 vehículos partieron desde la Arena de Monterrey hasta llegar al Palacio de Gobierno para hacer patente su inconformidad con los protocolos que incluso se han relajado en el caso de los adultos mayores. Acompañados de sus hijos, hicieron sonar el claxon durante todo su recorrido, además de mostrar pancartas con sus exigencias entre las que se incluye el regreso a las aulas: “No a la discriminación, los niños también cuentan”, “La política no se mezcla con los niños: libertad”, “Liberemos a nuestros niños”.

Si bien corren un menor riesgo en caso de infectarse, a decir de las autoridades de Salud, los niños son quienes más contagian al expulsar el triple de carga viral. Para evitar un repunte en los positivos de adultos mayores, la Secretaría de Salud optó por restringir su acceso a todo tipo de establecimientos y cancelar las clases presenciales.

“A todos se nos ha permitido buscar la forma para ir rehaciendo nuestra vida, menos a los niños, los niños ni siquiera se les ha dado esa oportunidad”, dijo una de las madres de familia en la caravana.