El candidato de la coalición “Va fuerte por Nuevo León”, Adrián de la Garza Santos, se comprometió este domingo con los santiaguenses a convertir la Clínica de Shock Trauma en un gran hospital con servicios especializados y extender a la zona los servicios de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“Nos hemos comprometido a elevar esta unidad de shock trauma, invertirle, elevarla a calidad de hospital, que tenga maternidad, que tenga también la posibilidad de hacer cirugías en esta unidad. Vamos a invertirle para ampliarla, para equiparla, para que tenga estas capacidades y que Santiago tenga atención, así como las comunidades que lo rodean.”

Acompañado de los candidatos del PRI a la alcaldía de Santiago y a la diputación local por el distrito 26, David de la Peña y Javier Caballero, respectivamente, de la Garza Santos, se mostró confiado de obtener la victoria el próximo seis de junio. Dijo que logrará que la actual clínica otorgue servicios especializados y cuente con área de maternidad, quirófano y medicina general. También adelantó que, en el tema educativo, gestionará con la UANL para que se brinde educación superior a los jóvenes santiaguenses.

“Vemos la necesidad de hacer una unidad extensión de la Universidad Autónoma de Nuevo León, similar a las que hay en algunos otros municipios. Hay una comunidad ansiosa de seguir sus estudios superiores y vamos a trabajar con la universidad para que, con recursos del estado, la Universidad pueda ayudarnos a extender y hacer una unidad aquí también una unidad de educación superior en Santiago.”

Dijo que con dicho proyecto no sólo se apoyará el tema educativo, sino también el de movilidad urbana al evitar traslados a los campus universitarios de la zona metropolitana. También se comprometió a gestionar recursos para la construcción de paraderos turísticos, el desazolve y la canalización del Arroyo la Colorada y gestionar recursos para la construcción de un relleno sanitario.

Por último, anunció que trabajará con la próxima administración municipal, para concluir la introducción de servicios de agua y drenaje en los sectores donde hace falta, así como pavimentar calles y construir escalinatas y senderos en las zonas altas.