Las vacunas contra el coronavirus aprobadas hasta el momento en varios países, como las de Moderna, Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Oxford, han demostrado tener una buena efectividad previniendo casos de Covid-19 con síntomas.

Pero los datos obtenidos en Israel, país donde la aplicación de la vacuna Pfizer/BioNTech está más avanzada, han revelado ‘efectos colateralespositivos que indican mejores resultados de los esperados, por ejemplo, una caída dramática en:

  • Nuevos casos de infecciones
  • Número de hospitalizaciones
  • Cifra de muertes por Covid-19

También hay evidencia de que las vacunas ayudan a combatir los síntomas leves que, aun así, pueden mandar a los pacientes al hospital.

¿Por qué las vacunas se enfocan en atacar el Covid-19 sintomático?

Ante el surgimiento de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud publicó en abril de 2020 un documento que establecía una serie de criterios técnicos y especificaciones para la aprobación de una o varias vacunas contra el nuevo coronavirus.

Una regla se destacó como la más importante del documento: las vacunas debían tener una tasa mínima de efectividad del 50 por ciento frente a por lo menos una de las siguientes circunstancias:

  • La infección en sí
  • Las formas graves de Covid-19
  • La enfermedad sintomática

Las farmacéuticas decidieron enfocarse en este último aspecto, al considerar que en la coyuntura actual no es factible medir si las vacunas previenen la infección de coronavirus, ya que muchos casos son asintomáticos y el proceso implicaba una inversión monumental.

También, descartaron evaluar el poder de las vacunas frente a las condiciones más graves debido a que el tiempo de observación era muy largo y por ende, la disponibilidad del fármaco tardaría varios meses.

¿Cómo se descubrieron los ‘efectos colaterales’ positivos de las vacunas contra el Covid-19?

Para comenzar el desarrollo de las vacunas, se diseñaron pruebas clínicas de fase 3 que permitieran establecer cuánto protegen contra el Covid-19 sintomático y saber su nivel de seguridad. Jorge Kalil, director del Laboratorio de Inmunología del Instituto del Corazón (InCor), en Sao Paulo, dijo: “Comenzamos con un número limitado de voluntarios en la fase uno y, a medida que avanza el conocimiento, evolucionamos a decenas de miles de participantes en la fase tres”.

Las pruebas también sirven para hacer estudios y mediciones “paralelas”, que se conocen como resultados secundarios o ‘efectos colaterales’.

“Además de saber que CoronaVac tenía una tasa de eficacia general del 50 por ciento contra la enfermedad sintomática, la investigación mostró una protección del 78 por ciento contra los síntomas leves que también necesitaban asistencia médica. Este fue un resultado secundario observado.”

Jorge Kalil

Por lo tanto, aunque se han diseñado estudios clínicos para evaluar la capacidad de las vacunas para prevenir el Covid-19 sintomático, muchas de las pruebas indican que sus beneficios podrían ser más prometedores.

Israel, el país con más personas vacunadas contra el Covid-19 registra caída dramática de casos

Mejor aún, el caso de Israel está confirmando dicha evidencia. Los datos publicados la semana pasada por el Ministerio de Salud de Israel y Pfizer/BioNTech, las farmacéuticas responsables de la vacuna que se aplica en ese país, revelan resultados que superan las expectativas, como la caída dramática de casos, hospitalizaciones y muertes por Covid-19. Denise Garrett, epidemióloga, vicepresidenta del Instituto Sabin, aseguró que “Esto significa que las vacunas pueden tener un impacto en la transmisión viral y, cuantas más personas estén protegidas, más difícil será para el virus encontrar a alguien vulnerable”

Con información de BBC

Fotografía: Andrea Murcia/ Cuartoscuro