Las autoridades de Miami Beach en Florida, Estados Unidos, impusieron un toque de queda de emergencia este sábado 20 de marzo desde las 20:00 horas hasta las 6:00 de la mañana y con efecto inmediato, por la llegada masiva de turistas relacionada a la temporada spring break y las vacaciones de primavera.

En una conferencia de prensa, las autoridades de Miami Beach explicaron que el toque de queda sucede por las enormes multitudes “fuera de control” que llegaron a South Beach, uno de los principales sitios del país para las fiestas de las vacaciones de primavera.

Señalaron que los turistas han causado destrozos en restaurantes, trifulcas en las calles y realizan reuniones sin utilizar cubrebocas ni mantener el distanciamiento social, a pesar de un incremento de casos de coronavirus Covid-19 en Florida.

Como parte de las medidas del toque de queda, pidieron a los turistas y huéspedes de hoteles mantenerse en interiores; las medidas estarán vigentes por las siguientes 72 horas, aunque las autoridades han insinuado pueden mantenerlas hasta el 12 de abril próximo.

Miles de personas llegaron a Miami Beach

A través de un comunicado difundido por las autoridades de la ciudad, reiteraron que el toque de queda está vigente para todo el condado debido a la pandemia de Covid-19 porque son miles de personas las que han llegado a vacacionar.

Entre las medidas, no se permitirá el ingreso de peatones ni vehículos a un área restringida después de las 8:00 de la noche y todos los establecimientos deberán cerrar para la misma hora. Mantendrán cerrados los accesos a Miami Beach a través de los viaductos Julia Tuttle, MacArthur y Venetian, y sólo será permitido el paso a residentes, así como personal de emergencia.

También se reportó que el decreto sucedió porque multitudes de personas llenaron el reconocido bar Ocean Drive y protagonizaron peleas en la calle, algunas mesas y sillas de un restaurante aledaño fueron destruidas y también el bar Clevelander South Beach anunció una suspensión temporal de todos sus servicios de alimentos y bebidas.

Las autoridades locales y los negocios han intentado hallar un equilibrio entre atraer a turistas para impulsar a la economía y que sea de forma segura por la pandemia de coronavirus.

Lo sucedido en Florida sucedió a la par del récord de dos millones de casos de Covid-19, siendo el tercer estado del país con más incidencia; incluso el condado de Miami-Dade, donde está Miami Beach, es el más afectado de Florida por la pandemia con más cinco mil 700 fallecimientos.

Fotografía: @OpyMorales