Conforme pasaron las horas, el incendio que se registra en la Sierra de Santiago se tornó el jueves aún más catastrófico, al grado que elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional se sumaron al combate logrando al final de la jornada un control del 50 por ciento.

Los fuertes vientos con ráfagas de hasta 90 kilómetros por hora registrados durante la madrugada avivaron el siniestro que hasta un día anterior estaba controlado a un 70 por ciento, y cuadriplicaron los daños. En cuestión de minutos, la afectación pasó de 2 mil 800 a 8 mil hectáreas, obligando a evacuar a alrededor de 1 mil 100 habitantes de 15 comunidades aledañas. Se estima que al menos 20 casas fueron pérdida total.

Al sobrevolar la zona, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón informó que se robustecerían las labores con apoyo de autoridades de los tres niveles de gobierno y doce helicópteros.

“Se concluyó con una jornada demandante, con la cual se logró el control de un 50 por ciento del incendio forestal que afecta la Sierra de Santiago, que ha arrasado más de 8 mil hectáreas… Al momento contamos con 10 helicópteros y vienen 2 más en camino, así mismo tenemos al personal necesario para combatirlo”.

“Tengan la certeza de que vamos a utilizar todo el equipo necesario y hacer todo el esfuerzo en conjunto con los gobiernos municipales y el gobierno federal para combatirlo. Lamentablemente los daños se han cuadruplicado, pero logramos evacuar a toda la población.”

Miguel Perales, director de Protección Civil Nuevo León, dijo que el porcentaje de control luce alentador después de la jornada que devoró más de 5 mil hectáreas. Participan cerca de 500 elementos, los cuales se incrementarán de ser necesario. En tanto, se apoyará a los damnificados para recuperar y proteger su patrimonio en caso de que resulten afectados por el incendio.

De la población que se evacuó, algunos se trasladaron con sus familiares y 89 personas fueron alojadas en el Hotel Cola de Caballo, donde el municipio les brinda hospedaje y alimentación, refirió el alcalde Jorge Flores Tamez. El proceso fue apoyado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes trasladaron a los vecinos en camiones del Ejército.

Entre las comunidades evacuadas se encuentran Lagunillas, El Ondable, El Pinal, El Tejocote, La Camotera, Rincón del Cenicero, El Charro, Laguna de Sánchez, El Alto, San Isidro, San Juan, Laborcitas, Cañón del Álamo y Ciénega de González. A través del gobierno del Estado se les dará todo el apoyo. En tanto, el centro de Mando también fue reubicado al Hotel Cola de Caballo.

“El fuego comenzó a avanzar de manera muy rápida en la sierra de Santiago debido a las rachas de fuertes vientos, por lo que, inmediatamente y para salvaguardar la integridad de los habitantes de las comunidades afectadas, Protección Civil Nuevo León evacuó a aproximadamente mil 100 personas de 15 comunidades“, dijo el gobernador Jaime Rodríguez Calderón. “Los tres objetivos principales de operación de la emergencia son: Combate al incendio, evaluación de daños y control de zonas de riesgo”.

El acceso a las personas se mantiene restringido a la zona del incendio forestal. La coordinación y control de acceso se lleva a cabo con filtros en Puerto Genovevo, San José de Las Boquillas, El Tejocote y El Rodeo.

Cuestionado en rueda de prensa sobre apoyo por parte del gobierno federal, el Gobernador dijo que por el momento es a través de helicópteros y brigadas; sin embargo, una vez que se termine con la valoración de los daños, se recurrirá a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“El apoyo que nos está dando la Federación son algunos helicópteros, el trabajo del Ejército y la Guardia Nacional que ha sido extraordinarios, (ahorita) no necesariamente tienen que ser los recursos líquidos… La Federación quedó de ayudarnos, y teniendo la valoración estaré con el Secretario de Hacienda para restituir los daños.”

Respecto a los otros cinco incendios que se combaten de manera simultánea, el de La Trinidad, en Galeana, reportó un control de 95 por ciento, con una afectación de 2 mil 950 hectáreas, mientras que el de Ejido San Lucas, también en este municipio, sumó 500 hectáreas afectadas y un 80 por ciento de control.

El de General Zaragoza, en la comunidad de Dulces Nombres, llegó a 300 hectáreas de afectadas y con 50 por ciento de control; en tanto que el de El Puerto, en Montemorelos se controló en un 35 por ciento, con una afectación de 650 hectáreas.

Por último, el del Ejido Santa Rosa, con un control del 50 por ciento consumió ya 200 hectáreas.

Identifican a causantes del incendio

Como ciudadanos de Nuevo León, identificó la Fiscalía General de Coahuila a los ocupantes de la cabaña en la zona de La Pinalosa, donde inició el incendio forestal que hasta el jueves sumaba más de 11 mil hectáreas afectadas en ambas entidades.

Gerardo Márquez Guevara, Fiscal General de la vecina entidad, informó que se abrió una carpeta de investigación y se trabaja en colaboración con autoridades neolonesas para ubicar a los presuntos responsables del siniestro. En un censo con los habitantes del área, dijo, se identificó puntualmente quienes estuvieron en el lugar.

Alertan por calidad del aire extremadamente mala

Con al menos doce de trece estaciones del Sistema de Monitoreo Ambiental en calidad del aire Extremadamente Mala, Nuevo León activó este jueves la fase de Alerta de su Programa de Respuesta a Contingencias Atmosféricas en la Zona Metropolitana de Monterrey.

Los fuertes vientos registrados durante la madrugada y mañana del jueves, en combinación con el incendio en la Sierra de Santiago, provocaron una alta concentración de partículas PM10 y PM2.5 en el ambiente. El llamado a la población es a evitar actividades al aire libre y reducir emisiones.