El exgobernador de Tamaulipas, Tomas Yarrington Ruvalcaba, quien está sentenciado por lavado de dinero en Estados Unidos, admitió que aceptó más de 3.5 millones de dólares en sobornos y los usó para la comprar propiedades de manera ilegal en ese país, informó el Departamento de Justicia.

Este 25 de marzo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que Tomas Yarrington Ruvalcaba, de 64 años y quien fue gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2004, admitió un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

Tomas Yarrington recibió sobornos cuando fue gobernador en Tamaulipas

En su declaración de culpabilidad, Tomas Yarrington, también precandidato a la presidencia de México del PRI en 2005, admitió que aceptó sobornos de personas y empresas privadas en México para hacer negocios con el estado de Tamaulipas mientras se desempeñaba como gobernador.

De acuerdo con el comunicado, Yarrington usó el dinero del soborno que recibió mientras era gobernador para comprar propiedades en Estados Unidos. Hizo que prestanombres, compradores nominados, compraran propiedades en EU con el dinero de sobornos.

Tomas Yarrington admitió que una de las propiedades compradas ilegalmente era un condominio en Port Isabel. También reconoció que sabía que era ilegal en México aceptar sobornos y ocultar los más de 3.5 millones de dólares de sobornos ilegales en Estados Unidos mediante la compra de bienes raíces, automóviles y otros artículos personales.

Yarrington enfrenta 20 años de prisión por lavado de dinero

La jueza federal de distrito Hilda G. Tagle aceptó la declaración y fijará la sentencia en una fecha posterior, también acordó decomisarle condominio Port Isabel. En ese momento, Yarrington enfrenta hasta 20 años en una prisión federal por lavado de dinero.

En abril de 2017, las autoridades de EU capturaron a Tomas Yarrington en Italia mientras viajaban con un nombre falso y un pasaporte falso y otros documentos de identificación.

Fue detenido mediante una orden de arresto provisional basada en la acusación emitida en mayo de 2013. Aunque Yarrington impugnó la extradición, las autoridades italianas finalmente autorizaron su extradición a los Estados Unido en abril de 2018, desde entonces permanece detenido.

Fotografía: Internet