Luego de estar cuatro meses en la cárcel por agredir a su exnovia Tefi Valenzuela, un juez dictaminó la libertad condicional de Eleazar Gómez. El 25 de marzo el actor abandonó el Reclusorio Norte sin conceder ninguno entrevista a los medios de comunicación.

Un interno que tuvo la oportunidad de convivir con el famoso, reveló que Eleazar Gómez siempre mantuvo una actituddéspota y contaba con privilegios dentro del penal e incluso tenía su propio cocinero.

Eleazar habría gozado de privilegios dentro de la cárcel

El programa ‘Suelta la Sopa’ entrevistó a un supuesto compañero de Eleazar Gómez quien señaló que el actor siempre se mantuvo con una mala actitud. De acuerdo con lo narrado en el video, Eleazar Gómez siempre se mantuvo alejado de las demás personas en la cárcel e incluso apenas hablaba con ellos y siempre fue déspota.

“Es una persona muy déspota, muy grosera y de hecho sí muy aislado de los demás (…) No hablaba con nadie, por mucho, nada más un ‘Qué onda, qué hubo’ y nada más.”

Compañero de Eleazar Gómez

El entrevistado destacó que Eleazar Gomez contaba con su propio cocinero, por lo que no comía lo mismo que los demás internos. “Él no comía la comida del reclusorio, él tenía su propio cocinero”, relató el recluido en la cárcel al programa de espectáculos.

En el video también se reveló que Eleazar Gómez dormía en un espacio diferente, ya que se encontraba alejado del resto de los internos. “Él dormía en una celda aparte, muy aparte”, destacó el entrevistado.

Eleazar Gómez pago por tener una TV en la cárcel

Durante el programa ‘Suelta la Sopa’ el conductor Juan Manuel Cortés reveló que Eleazar Gómez tenía una televisión en su celda, y para contar con este privilegio había pagado aproximadamente 50 pesos a la semana.

“Privilegios, porque tener televisor en la cárcel es un privilegio. También decían que tenía su propio cocinero, mientras los otros presos comían frijoles o chilaquiles, él comía carne asada.”

Juan Manuel Cortés

También se reveló que antes de salir de la cárcel, Eleazar Gómez estuvo llorando, pero había momentos en los que también se ponía a cantar.

“Antes de salir él estuvo llorando, según nos cuenta el recluso, y no solo eso porque en un momento se puso a cantar. Era una mezcla de sentimientos.”

Juan Manuel Cortés

Fotografía: Agencia México