Tras casi quince días de combate, Nuevo León logró este miércoles controlar por completo el incendio forestal en la Sierra de Santiago. Iniciado en la zona de la Pinalosa, en Arteaga, Coahuila, el siniestro se propagó rápidamente por territorio neolonés y consumió alrededor de 8 mil 500 hectáreas.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón indicó que, por la noche de este martes y madrugada del miércoles, elementos de la brigada Fénix de Protección Civil Nuevo León realizaron un ataque directo en una sección pendiente. Acciones reforzadas por la mañana con aeronaves y más de 300 elementos.

“Tras varias semanas labores continuas en varios municipios, el combate a incendios forestales en el estado luce favorable… El incendio de Santiago se encuentra controlado y se continúa en etapa de enfriamiento en puntos calientes.”

Este incendio es considerado el más grande de los últimos cinco años. En próximos días se trabajará en la reconstrucción de 100 viviendas y la reposición del patrimonio a los damnificados.

De manera adicional, brigadistas combaten un siniestro más en el Ejido Santa Rosa, en Linares, cuyo control al momento es del 80 por ciento. El martes pasado un avión “Ten Tanker DC10” realizó dos descargas en apoyo a las labores.

Un tercer episodio se ataca en la Sierra de Montemorelos y Rayones, donde se estableció otra helibase.