Alberto Anaya, Saúl Ortega y Guillermo Carrasco, estudiantes del Tec de Monterrey, fundaron BrickPET, un proyecto que consiste en la elaboración de materiales de construcción, con un proceso de tratado de plástico para el reemplazo de aditivos como tierra o gravilla.

El equipo apuesta por esta innovadora alternativa que apoya al medio ambiente y además reduce los precios de los materiales.

El nombre surgió de quedarse con algo sencillo y fácil de recordar, “juntamos ´brick´, que es el material de construcción más común y ´PET´, que es Tereftalato de polietileno en sus siglas en inglés”, añadió Guillermo.

Después de haber participado en el Fest South del Tec de Monterrey que busca apoyar a emprendedores con ideas de impacto social, Guillermo indicó que, tras obtener el segundo lugar en el evento, los planes a futuro para el proyecto es continuar generando contacto que los apoyen a lograr que su producto sea legalizado.

“Aún estamos en una etapa de prototipo funcional, estamos trabajando en comercializar legalmente y conseguir maquinaria profesional para producir en masa.”

Los integrantes de BrickPET añadieron que desean concretar su emprendimiento a nivel regional.

De acuerdo con la filosofía sostenible de estos jóvenes, al momento de emprender y tomaron en cuenta los siguientes factores: el urbanismo en constante crecimiento, el desperdicio del PET, la contaminación, los materiales para la construcción y la generación de empleos a personas en condición de calle.