El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación reconoció el compromiso de los trabajadores de la educación para responder al nuevo desafío que plantea el regreso gradual a clases presenciales.

El secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, subrayó que la reapertura de escuelas comenzará luego de que se cumplieron las condiciones de semáforo epidemiológico en color verde y la vacunación de todo el personal docente y de apoyo, como lo solicitó la organización magisterial: “Así como el confinamiento inicial fue estresante, el retorno a las escuelas puede tener algunas resistencias”.

Advirtió que es necesario regresar ya a las aulas, con todas las medidas necesarias para salvaguardar la integridad de la comunidad escolar: “La vida y la salud de ustedes y de sus estudiantes es el mayor logro en esta pandemia”.

El dirigente nacional del magisterio recordó que, desde hace meses, ya se preparaban para el regreso a clases presenciales.

“Identificamos las acciones irreductibles que debemos acordar con las autoridades educativas, con las autoridades de seguridad social y lo que directamente nos corresponde hacer como dirigentes… Además de revisar y resolver las condiciones básicas de cada escuela, sobre todo, las asociadas a las necesidades de agua potable y sanitarios.”

Destacó la colaboración de las autoridades y de la comunidad escolar para acondicionar y limpiar los planteles con los materiales entregados por la Secretaría de Educación de la entidad.

Pidió a quienes tendrán la gran responsabilidad de volver a las escuelas que sean muy cuidadosos en el cumplimiento de los protocolos de higiene y la sana distancia, en coordinación con los padres de familia, cuya labor será fundamental en este nuevo desafío del sistema educativo y del país.