Luego de cumplir los 10 días de confinamiento tras asistir a la boda de su hijo, Javier Aguirre, entrenador de Rayados, volvió a las prácticas con el cuadro albiazul. Fue este jueves cuando el “Vasco” reportó a los entrenamientos presenciales y dirigió la práctica rayada de manera presencial, práctica en la que se contó también con los regresos de Aké Loba y Miguel Layún, jugadores que no han tenido actividad en las últimas semanas por diversos problemas musculares.

Tras dar negativo en una prueba PCR realizada durante el miércoles, Aguirre volvió ayer a dirigir las prácticas y llegó a tiempo para dirigir el clásico regio del sábado. Aguirre, tras la sanción de la Liga en dónde se le confinó por hasta 10 días, no dirigió la vuelta ante el Pantoja en Concacaf en dónde el equipo ganó, además de que tampoco estuvo en los duelos ante Pachuca y Chivas en dónde Monterrey hilvanó dos derrotas.

Ahora volverá a dirigir y será ante Tigres, en su primer clásico regiomontano como entrenador de Rayados, esperando que con su presencia levante a un Monterrey que viene de dos derrotas en Liga y con las cuales podría quedar fuera de los cuatro primeros y jugar el repechaje si no encaminan el rumbo desde el próximo sábado.

Equipo que jugará ante Tigres se sabrá este viernes

Monterrey jugó el miércoles por la noche ante Chivas y la práctica del jueves fue únicamente de trabajo regenerativo para los que tuvieron participación frente a los tapatíos, mientras que fue algo de trabajo físico para quienes no vieron actividad en contra de los rojiblancos.

Es por esto que Javier Aguirre, quien definirá hasta este viernes al equipo que iniciará el sábado en contra de Tigres.