Un clima de tensión se vive al interior de la Agencia Estatal de Investigaciones ante la amenaza de elementos operativos de la institución de llevar a cabo un paro de labores este lunes. Lo anterior ante las medidas recientemente tomadas por el Fiscal General de Justicia Gustavo Adolfo Guerrero la semana pasada.

Mediante un escrito se dio aviso a todos los elementos que a partir de ya quedaba estrictamente prohibido para los elementos llevarse las patrullas a sus domicilios. Es decir, una vez que hayan culminado con sus labores deberán de dejar las unidades en los respectivos destacamentos.

Lo anterior según las autoridades obedece a una nueva política administrativa que entró en vigor a partir de ya. A los únicos que no se les aplicara esta medida es a los comandantes encargados de grupos y los elementos del área rural.

“Todas las unidades de las subdirecciones, coordinaciones y destacamentos de la zona metropolitana deben permanecer en las áreas correspondientes al terminar las labores de servicio”, señala un comunicado enviado a los ministeriales. “De antemano comprendo las dificultades que esto pudiera suscitar, sin embargo dichas acciones representarán en un futuro próximo, un beneficio para todos nuestros elementos”.

Ante tal situación, los elementos de inconformaron al considerar que los altos mandos los están dejando a su suerte a pesar del alto grado de peligrosidad de las investigaciones. De acatarse la medida, los policías ministeriales tendrán que desplazarse a sus labores en metro o en camión con todo y el arma de cargo, y demás objetos como parte de la labor que vienen desempeñando.

Algunos señalaron que iban a dejar este fin de semana para ver si se le daba marcha atrás a la medida, de lo contrario, el lunes emprenderían acciones.